Enviar
CR7 liquida a los checos
Portugal se convirtió ayer en el primer semifinalista de la Eurocopa

Con gol de Cristiano Ronaldo a 12 minutos del final del partido, Portugal venció ayer merecidamente a República Checa dejándolo fuera de la Eurocopa y asegurando su tiquete para las semifinales del torneo.
Salvo por algunos minutos de la primera parte, Portugal fue el equipo que llevó la iniciativa en este partido, y en Ronaldo descansó el 90% de las acciones ofensivas de su equipo; solo la mala puntería, los postes y el arquero checo Petr Cech, impidieron que los portugueses se tardaran en abrir el marcador.
La acción más clara de CR7 y de su equipo, en la primera parte, fue en la agonía de esta. Al minuto 45, Cristiano, de espaldas al marco, paró de pecho un balón alto que llegó al área checa y se volvió despistando a sus dos marcas, remató y la pelota se estrelló caprichosa en el poste izquierdo de Cech.
La complementaria fue un monólogo portugués mientras los checos apostaban al contragolpe y a que su mejor hombre, Petr Jirácek, lograra asociarse con Milan Baros y provocaran la anotación.
Mientras tanto, en el mediocampo portugués, Raúl Meireles buscaba los espacios junto con Nani, tratando de hacerle llegar el balón a CR7, para que definiese el partido.
Al min. 49, Ronaldo vuelve a pegar el balón en el poste de Cech, luego Meireles lo habilita al corazón del área pero su remate va a las nubes; posteriormente es Nani quien la pega, pero Petr atento rechaza; Joao Mountinho posteriormente hace volar a Cech, que a una mano salva a su equipo; Meireles y Nani vuelven a tener la oportunidad y la desperdician y como ya hasta ese momento el cántaro había ido muchas veces al agua… !se rompió!
Min. 78, Nani habilitó a Mountinho, otro punto alto en su equipo, y este sacó un centro y entonces Ronaldo madrugó a sus marcas y de un cabezazo certero venció a Petr, dejando a los checos sin posibilidad de reacción, aparte de que los de Michal Bilek tampoco pusieron en muchos problemas a Portugal, que más bien siguió manejando el balón hasta el final.
Sin el mediocampista Tomas Rosicky, que no se pudo recuperar completamente de su lesión pese a que estuvo ayer en la banca, República Checa se mostró como un rival muy débil, con respecto a lo que se esperaba de ellos.
Portugal esperará al ganador entre España y Francia, que se jugará mañana, pero con la satisfacción de haber alcanzado ya un puesto seguro entre los cuatro mejores de esta Eurocopa.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios