Enviar
Miércoles 7 Diciembre, 2011

Costa Rica un país sin ejército

A finales de 1948 el mundo salía de la Segunda Guerra Mundial y entraba en las primeras horas de la llamada guerra fría y un país centroamericano, Costa Rica decidió abolir su ejército, medida decretada por Don José Figueres Ferrer quien tuvo la fortaleza y presencia de ánimo para que con decisión y valentía tomara la esencial medida de prescindir del ejército como institución permanente siendo el primer país en abolir su ejército y declararle la paz al mundo.
Gracias a esa decisión visionaria y a ese ejército libertador que renunció a las armas no se ha vuelto a derramar sangre en un enfrentamiento civil, no hemos tenido un golpe de Estado, una dictadura o un régimen de persecución política y los recursos financieros que se utilizaban mal en mantener un ejército se comenzaron a invertir en amplios programas de salud, de educación, de promoción de la cultura, todo gracias a ese hombre visionario que en 1948 al abolir el ejército nacional le señaló un nuevo curso a nuestra historia patria, que si bien es cierto decimos que gozamos de democracia y de paz el rumbo que se marcó en ese hecho histórico se está perdiendo porque aunque podamos salir libremente a las calles sin que un soldado nos lo impida sí hay hombres que nos limitan la libertad, ya que su único deseo es matar, aunque no tengamos tanques de guerra en nuestras carreteras sí tenemos conductores borrachos que matan a muchos inocentes, no tenemos guerrilleros en todos lados con sus armas dispuestas a disparar pero sí padres de familia armados en nuestras casas, igualmente vemos violencia, abuso, mujeres maltratadas y la juventud está siendo presa de la droga, no vemos sangre derramada por un enfrentamiento civil pero sí por todas estas circunstancias.
Se nos está yendo de las manos el rumbo marcado, no es solamente decir y escuchar que somos un ejemplo para el mundo de ser un país pacífico y sin ejército, debemos ser personas con la visión de Don Pepe, tener decisión y valentía para lograr derrotar todo esto que ataca nuestro país. Y debemos dejar de pensar que esto es asunto para políticos, de un solo hombre o de leyes, debemos empezar por nuestros hogares, porque es ahí donde se forman las bases para enfrentar y erradicar todo esto, es ahí donde podemos dar un golpe de mazo y abolir estos ejércitos.
Son ustedes los adultos quien nos deben marcar el rumbo para seguir teniendo los beneficios que nos da el no tener ejército, como el de poder votar libremente, el de desfilar cada 15 de setiembre con instrumentos y no con armas, el de nunca ver un avión o tanque de guerra destruyendo nuestros bellos paisajes.
Yo tengo claro cuál es la visión mía como niña y que también debería ser la de todos los jóvenes y adultos para lograr combatir todo esto. Mi visión es que nunca debemos recurrir a la violencia, que nunca debemos apoyar las soluciones militares para resolver un problema, que nunca es necesaria una arma para resolver un conflicto o una diferencia, de que como nueva generación debemos comprender hoy más que nunca que la paz y la democracia que tenemos debemos luchar para conservarla, no con armas sino con instrumentos como el diálogo, el entendimiento, el perdón, la comprensión, el respeto y sobre todo el amor.
Yo les invito a que tengamos una decisión visionaria para seguir orgullosos de nuestro país, para poder seguir disfrutando de nuestra democracia, de lo que somos y de lo que hacemos por seguir siendo un ejemplo para el mundo por ser una Costa Rica sin ejército.

Gaudy Chacón Castillo
Estudiante de sexto grado
Escuela Pbro. Ricardo Salas
San Miguel de Santo Domingo, Heredia