Enviar
Autoridades de Managua aún no aclaran acciones de limpieza en el río San Juan
Costa Rica exige respuestas a Nicaragua
Cancillería no descarta acudir a organismos regionales e internacionales para solucionar el conflicto

El Gobierno de Costa Rica volvió a levantar la voz y exigió ayer a las autoridades nicaragüenses una respuesta por el depósito de sedimentos en suelo nacional, producto del dragado en el río San Juan.
Esto en razón de que a la fecha los altos mandos de Managua aún no contestan una misiva en son de protesta que envió la semana pasada la Cancillería, en la cual se denuncia una presunta violación de la soberanía costarricense.
De momento, se tratará de obtener una respuesta de la Embajada de Nicaragua en el país o bien, si es necesario, se establecerán comunicaciones con las autoridades de Managua lo más pronto posible.
De no dar resultado dichos trámites diplomáticos, las autoridades costarricenses esperan que el conflicto puede resolverse en el marco de una reunión binacional que ambos gobiernos llevarán a cabo en las próximas semanas.
No obstante, si el lío no se soluciona diplomáticamente, el Gobierno no descarta acudir a entes regionales como la Organización de Estados Americanos y el Sistema de Integración Centroamericana, o bien a instancias como la Corte Internacional de Justicia.
A juicio de Carlos Roverssi, canciller en ejercicio, existen pruebas contundentes del supuesto depósito de sedimentos en suelo nacional, así como de la tala de árboles, que ocasionan daños irreversibles al ambiente.
Por ello, existen dos expedientes abiertos para sentar responsables, uno en el Tribunal Ambiental y otro en el Ministerio Público.
“Hubo una violación a la soberanía nacional, pensamos que fue un acto irresponsable del señor Edén Pastora —quien encabeza las labores de limpieza en el río— apoyado por algunas autoridades del ejército de Nicaragua”, dijo Roverssi.
Las respuestas que se han obtenido de parte de Nicaragua son de mandos medios, en declaraciones a medios del vecino país.
Pastora y miembros del ejército han manifestado que dichos terrenos son nicaragüenses y no costarricenses, de acuerdo con el Laudo Cleveland y el Tratado Cañas-Jerez y que lo único que están haciendo es retomando el curso del cauce, que presuntamente fue alterado por las autoridades nacionales.
Dichas declaraciones fueron desmentidas por Roverssi, quien espera que no sea la posición del Gobierno de Managua para resolver el conflicto lo más pronto posible.
Entre tanto, las autoridades nacionales alabaron el desplazamiento de oficiales de la Fuerza Pública a la ribera costarricense del San Juan, por considerar que dio el resultado esperado, pues se logró que la draga y el equipo que estaban sedimentando la zona se trasladaran a territorio nicaragüense.
Sin embargo, los policías permanecerán en el lugar por tiempo indefinido y a partir de hoy comenzarán a hacer operativos por toda la margen.
“Las fuerzas policiales llevan a cabo operaciones de rutina que se extenderán por toda la zona y ahí permanecerán hasta que las circunstancias cambien”, manifestó José María Tijerino, ministro de Seguridad.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios