Enviar
Nacionales Artinsoft y Avantica Technologies se abren espacio entre principales marcas tecnológicas del mundo
Costa Rica empieza a nombrarse en Silicon Valley

• Ritmo de crecimiento de compañías, con conexiones en California, ronda el 20% anual
• Software costarricense empieza a ganar prestigio internacional

Israel Aragón
[email protected]  

Las montañas que rodean al Silicon Valley, en California, son pequeños montículos en comparación con el tamaño de las compañías que enmarcan como lo son Apple, Adobe Systems, Google, Cisco Systems, eBay, Hewlett-Packard, Oracle Corporation e Intel, entre otras.
En medio de estos gigantes de la tecnología dos empresas costarricenses se abren campo en busca de clientes, compitiendo codo a codo con reconocidas multinacionales.
Avantica Technologies y Artinsoft son dos de las compañías nacionales que más se han desarrollado dentro de la industria del software y que ayudan a generar una marca país en el mundo de la programación.
Avantica Technologies nació precisamente para atender a empresas en Silicon Valley, o valle del silicio, y creció gracias a la capacidad demostrada por los costarricenses en el desarrollo de software.
Mario Chacón, su fundador, trabajaba en 1993 en la empresa Intuit, que cuenta entre sus productos con el conocido programa Quickbooks, utilizado para llevar la contabilidad en las empresas.
Esta compañía debía desarrollar un producto que incluía formularios para gastos de viaje, programados en forma individual según las necesidades de cada compañía.
“Esto significaba hacer cerca de 400 formularios diferentes a un costo de $1.000 cada uno. Yo le dije a mi jefe que podíamos subcontratar el servicio en Costa Rica y conseguir un mejor precio”, relató Chacón.
Fue así como el ingeniero informático se comunicó con su hermano en Costa Rica, quien laboraba en el departamento de tecnologías de la información de un banco privado, para reunir a la gente necesaria para desarrollar el proyecto.
“El plan salió tan bien que lo seguimos haciendo, y más adelante otras empresas, al enterarse de que nos resultaba el outsourcing, empezaron a ofrecerme nuevos proyectos, cada vez más grandes, y pedirme que los desarrollara mi contraparte costarricense”, afirmó Chacón.
Con el paso del tiempo el negocio creció a tal punto que renunció a su puesto en Intuit para dedicarse de lleno a la subcontratación en Costa Rica.
La empresa, que cumplió su primer proyecto con cuatro personas, cuenta hoy con 150 empleados y más de 60 proyectos en desarrollo. Su crecimiento anual es de alrededor del 20% y debido a la falta de personal en Costa Rica, el mes anterior inició operaciones en Perú, donde contrató a 30 colaboradores.
“Las empresas se sorprenden cuando se enteran de que productos de tan buena calidad se hacen en Costa Rica, porque por lo general se le conoce como un país de mucha naturaleza y para ir de vacaciones, pero no tanto como desarrollador de software”, agregó Chacón, quien considera que el tipo de actividad que realiza su empresa ayuda a que el nombre de Costa Rica se familiarice cada vez más con la industria de la programación.
Dennis Tran, director de ventas para Estados Unidos de Artinsoft, coincide con Chacón en que el nombre de Costa Rica aún no se encuentra posicionado entre las empresas de tecnologías de la información y la comunicación (TIC), pero poco a poco se gana el prestigio de realizar muy buenos trabajos a partir de la experiencia que se va acumulando.
Artinsoft ofrece productos más específicos, pues desarrolla soluciones para problemas concretos, como migraciones de plataformas de desarrollo. Su principal mercado es Estados Unidos, pues hasta el año pasado, antes de que incursionara con mayor fuerza en Europa, le significaba el 75% de sus ventas.
El crecimiento en el país norteamericano la llevó a abrir una nueva oficina en Virginia, de manera que la de Silicon Valley se encarga exclusivamente de las ventas en el sector Este del país.
La calidad mostrada por estas empresas las ha llevado a hacer clientes de gran prestigio en áreas financieras, tecnológicas y de desarrollo de software, del calibre de Global Financial Investment Banking y Bank of America.
Estas instituciones bancarias son dos de las más importantes en Estados Unidos y Bank of America es la principal entidad financiera del país norteamericano.
“Algo que siempre sorprende a los clientes es la calidad y experiencia que encuentran detrás del producto, respaldados por una buena compañía, con muy una buena tecnología y con técnicos de software que saben lo que hacen”, señaló Tran.
El crecimiento de ventas de la empresa es también aproximado al 20% por año, aunque gracias al apoyo de firmas como Microsoft el incremento en ventas este año será mayor.
“El mercado de Estados Unidos provee un enorme potencial, por lo que todas las empresas buscan desarrollarse. Por esto es importante ser tecnológicamente muy avanzado, innovador, aprender a resolver los problemas de negocios según los requerimientos del cliente y centrarse en un público meta”, agregó Tran, quien desde una reducida habitación, no mucho más pequeña que la de Avantica Technologies, coloca los productos de su empresa entre firmas que sostienen y empujan la tecnología en el mundo.
Competir en uno de los valles con mayor densidad poblacional de compañías pertenecientes al Forbes 500 no es fácil, pero estas empresas costarricenses han sabido cumplir con los estándares de calidad que satisfacen los requerimientos de las empresas de tecnología más importantes del mundo.



Ver comentarios