Logo La República

Domingo, 15 de diciembre de 2019



NACIONALES


Política pública favorece negocios amigables con el ambiente

Costa Rica podría apostar a biorreactivación económica

País alberga un 5% de la biodiversidad global

Jeffry Garza [email protected] | Miércoles 13 noviembre, 2019

Una científica analiza una muestra de una planta
¿Puede nuestra biodiversidad y sus aplicaciones salvar la economía? Shutterstock/La República


La bioeconomía podría ser la clave para reactivar el país, sobre todo en zonas rurales, coinciden varios expertos.

Este modelo es consecuente con el Plan de Descarbonización del Gobierno y la Cuarta Revolución Industrial que tanto anuncian las empresas consultoras.

Se explotarían servicios como la refinería de desechos, el reciclaje, la producción de empaques biodegradables y las soluciones en salud y alimentación, explicó Miguel Rojas, del Centro de Investigación en Biotecnología del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC).

Lea más: País con oportunidad para insertarse en economía del conocimiento

Esto provocaría la creación masiva de pymes y la promoción de múltiples productos y servicios en todo el país, según lo establecido por la Estrategia de Bioeconomía Costarricense, que se encuentra en fase preliminar.

Dentro de las áreas en las que pueden aprovecharse las aplicaciones de la biodiversidad en el país destaca la medicina, pues existe personal capacitado, infraestructura y un sistema de salud avanzado en el país.

El único obstáculo en este aspecto es que los biólogos, los genetistas moleculares y los biotecnólogos no están contemplados en la Ley General de Salud, por lo que no podrían ejercer profesionalmente en esta área.

Otro uso práctico es la bioinformática, que es la aplicación de las tecnologías computacionales y estadísticas para la gestión y análisis de datos biológicos con el fin de mejorar la salud de las personas.

Esta aplicación ayuda a la detección y prevención temprana de enfermedades a través del análisis de los genes.

Este año incluso se creó, a través del TEC, el Consejo Técnico Nacional de Bioinformática Clínica, el cual permitirá que diversas instituciones, universidades y otros organismos se articulen para fomentar la investigación, actividad académica y formación profesional en este campo.

Lea más: Biotecnología e investigación médica con potencial de desarrollo en IV Revolución

El pago por servicios ambientales y los procesos de certificación para la carbono neutralidad, son mecanismos más antiguos, pero igual de efectivos para aprovechar los recursos naturales como agente reactivador de la economía.

Costa Rica alberga un 5% de la biodiversidad del mundo, por lo que el uso responsable de este recurso supondría una ventaja competitiva.

Singapur y Dinamarca son líderes globales en biotecnología e innovación a pesar de su pequeña extensión territorial, países que deberían ser tomados como ejemplos por Costa Rica, según Rojas.

“Singapur tiene la extensión de Cañas, e invertir en innovación los convirtió en una nación desarrollada”, acotó.


¿BIOECONOMÍA ES LA RESPUESTA?


Aprovechar la naturaleza y la protección del ambiente podría reactivar la economía, aseguran expertos.

Karla Chaves

Directora
Ecoins


Costa Rica tiene un caso exitoso con el pago de servicios ambientales, pues es la principal razón por la que se pudo detener la deforestación y más bien recuperar cobertura boscosa.
Cuando empezamos a pagar dinero por proteger el ambiente, se crea valor, no en el corto plazo, pero sí en el mediano plazo.

Miguel Rojas

Investigador
TEC


El agro y el ambiente deben ser pilares de una estrategia de biorreactivación económica, aprovechando la industria de la reutilización y la conservación para generar valor agregado al país.
Esto no solo trae inversión extranjera, sino también turismo y la aparición de pymes, que son las que reinan en el mundo de la biotecnología, según la OCDE.

Manuel Otero

Director general
Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


La bioeconomía permite aprovechar la riqueza biológica de la región para potenciar el desarrollo productivo.
Tiene la ventaja de promover un desarrollo bajo en carbono y resiliente; aprovecha los residuos de forma rentable, plantea el uso alternativo de la biomasa, genera cadenas de valor sofisticadas en industrias novedosas como construcción, farmacia y de cosméticos, y plantea el uso de las zonas rurales como biofábricas.



NOTAS RELACIONADAS


Carlos Manuel Rodríguez, ministro de Ambiente y Energía

Meta de cero plásticos para 2021 pinta bien

Martes 29 octubre, 2019

Caja ha disminuido en 75 mil kilogramos uso de este material.

El objetivo del Centro de Investigación en Biotecnología  es ofrecer soluciones amigables con el ambiente. Archivo/La República

Plantas enamoran a científicos del TEC

Miércoles 14 agosto, 2019

El objetivo del Centro de Investigación en Biotecnología es ofrecer soluciones amigables con el ambiente y de impacto positivo en la calidad de vida de la sociedad.





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.