Costa Rica es el primer país latinoamericano en firmar importante convenio contra tráfico de órganos
Enviar

Costa Rica se convirtió en el primer país no europeo en adherirse al Convenio del Consejo de Europa contra el tráfico de órganos humanos, también conocido como Convenio de Santiago de Compostela.

Esta firma constituye el primer tratado internacional para combatir este tipo de delitos lo que supone un paso decisivo en la lucha contra el tráfico de órganos en el mundo.

Su objetivo es la prevención y la lucha contra el tráfico de órganos humanos, la protección de las víctimas y el fomento de la cooperación nacional e internacional en este ámbito.

Además, ofrece una oportunidad para lograr una acción concertada a nivel mundial mediante la armonización de las legislaciones nacionales, acciones que desde ya han generado cooperación internacional entre Costa Rica y España como líder mundial en donación y trasplante de órganos y tejidos.

Karen Mayorga, ministra de Salud, manifestó su satisfacción por tan importante paso, no solo para la salud de las personas, sino porque cierra puertas a prácticas delictivas que ponen en riesgo la salud pública y privada.

El tratado solicita a todos los gobiernos tipificar los delitos de extracción llevada a cabo sin el consentimiento libre informado y el consentimiento específico del donante vivo o fallecido; situaciones en las que a cambio de la extracción de órganos se reciban un beneficio económico.

El nuevo convenio también contempla medidas de protección, compensación y asistencia a las víctimas en su recuperación física, psicológica y social; y medidas de prevención para asegurar la transparencia y el acceso equitativo a los servicios de trasplante.


Ver comentarios