Logo La República

Lunes, 14 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


Costa Rica descarta elementos claves del boom energético mundial (I)

Roberto Dobles [email protected] | Lunes 08 abril, 2019


En Costa Rica se están descartando elementos claves del boom energético mundial que simultáneamente están impulsando la transición energética, la descarbonización de las economías y la reducción de los costos de la energía para impulsar la competitividad, el crecimiento económico, la prosperidad y el bienestar de la población.

Veamos algunos aspectos de esta la situación mundial y nacional.


I. La energía como factor estratégico para el desarrollo de los países

La prestigiosa firma consultora internacional McKinsey and Co. señaló en un estudio titulado “Energy: a Key to Competitive Advantage” que “la energía se ha convertido en un factor estratégico en la competencia global”, razón por la cual los países están realizando cambios importantes en sus sistemas energéticos.

Estos cambios han venido avanzando rápidamente, como bien lo señala un estudio titulado Global Energy Perspective 2019, elaborado también por McKinsey and Co., el cual indica que “Los sistemas energéticos de todo el mundo están pasando por rápidas transiciones que están impactando positivamente muchos aspectos de nuestras vidas”.

También se indica en este estudio que “La continuación y aceleración de estos cambios traerán cambios importantes”, los cuales potenciarán cada vez más el crecimiento económico, la prosperidad y el bienestar.


II. Política energética: vinculatoriedad entre múltiples factores y compensaciones entre los diversos factores

Los casos de éxito en la transición energética de los países es consecuencia de un proceso continuo de cambio que es impulsado por el desarrollo de un balance apropiado en continua evolución entre lo económico (crecimiento, competitividad, generación de recursos fiscales, costos bajos, financiamiento eficaz, etc.), lo social (aumento del empleo, reducción de la pobreza, etc.) y lo ambiental (sostenibilidad).

En su World Energy Outlook 2018, la International Energy Agency (IEA), brazo energético de la OCDE (organización de la cual Costa Rica quiere ser miembro), nos recuerda algunos aspectos claves:

• “La asequibilidad, la confiabilidad y la sostenibilidad están estrechamente vinculadas. Cada uno de estos factores y las compensaciones que deben hacerse entre ellos requieren un enfoque integral de la política energética”.


• “Los vínculos entre estos factores están en constante evolución”.


III. Economía básica

La economía básica es un componente clave de la política energética en el mundo. En un estudio titulado “Energy as a Competitive Advantage”, el Foro Económico Mundial ha puesto en relevancia la importancia que tienen los temas económicos para asegurar que la energía sea un factor clave del desarrollo económico y social con el fin de aumentar continuamente la prosperidad y el bienestar.

Entre otras cosas, este estudio indicó que “A pesar de las políticas ‘verdes’ fuertemente expresadas, la economía básica (‘basic economics’) domina las políticas energéticas” en el mundo.

Sobre la importancia de realizar estudios serios, la IEA (International Energy Agency) nos recuerda la necesidad de contar con estudios sólidos al señalar que “Datos robustos y proyecciones bien fundamentadas sobre el futuro son fundamentales para definir hoy en día las opciones de política energética”.

Los casos de éxito en la transición energética en el mundo, que incluye la descarbonización progresiva de las economías, avanzan porque están basados en estudios profundos y sólidos multi criterio (técnicos, económicos, competitivos, financieros, fiscales, sociales, ambientales y de seguridad energética), los cuales proveen datos sólidos y confiables y proyecciones muy bien fundamentadas para la toma de decisiones.


IV. Principales fuentes de energía que están liderando la transición energética, la competitividad, la descarbonización en el mundo

En su World Energy Outlook 2018, la International Energy Agency (IEA) nos recuerda lo siguiente de lo que está pasando internacionalmente:

• “Las tecnologías bajas en carbono (particularmente solar y eólica) y el gas natural satisfacen más del 80% del aumento de la demanda mundial de energía”.

Estos datos son confirmados por otros estudios, como el estudio titulado Energy Outlook, 2019 Edition, Outlook to 2040, elaborado por BP, el cual señala lo siguiente:

• “En el escenario ET (Evolving Transition), las energías renovables (particularmente solar y eólica) y el gas natural representan casi el 85% del crecimiento de la energía primaria, y su importancia aumenta en relación con todas las demás fuentes de energía”.

En otro estudio, la IEA había señalado que “La forma en que el mundo va a satisfacer sus crecientes necesidades de energía cambia drásticamente en el Escenario de Nuevas Políticas, con el liderazgo ahora tomado por el gas natural, por el rápido aumento de las energías renovables (particularmente solar y eólica) y por la eficiencia energética”.

Está claro que en el mundo las fuentes que están liderando la transición energética, la descarbonización de las economías y la reducción de los costos de la energía son la energía solar y la energía eólica en el subsector eléctrico y el gas natural en el subsector combustibles.


1. Energía solar y eólica


Con respecto al subsector eléctrico, todos los estudios internacionales señalan que la energía solar y la energía eólica son las que por mucho están liderando la transición energética, la descarbonización y la reducción de los costos de la electricidad en el mundo:


• BP (Energy Outlook, 2018 Edition): “El fuerte crecimiento de la energía renovable está siendo posible gracias a la creciente competitividad de la energía eólica y solar”.


• McKinsey and Co. (Global Energy Perspective 2019): “La energía solar y la energía eólica representaron más de la mitad de las nuevas incorporaciones de capacidad de generación de energía en los últimos años”.


• IEA (World Energy Outlook 2018): “Las reducciones de los costos están llevando a un rápido crecimiento en las fuentes de generación eléctrica renovables y variables (solar y eólica), lo que sitúa al sector eléctrico en la vanguardia de los esfuerzos de reducción de emisiones, pero requiere que todo el sistema funcione de manera diferente para garantizar un suministro confiable”.


Los costos de la energía solar están bajando continuamente como consecuencia de los continuos adelantos tecnológicos. Un artículo titulado “World’s cheapest solar power to be generated in Mexico” se refiere a los resultados de la tercera subasta a largo plazo del mercado eléctrico realizada en noviembre del 2017 y señala que “el precio más bajo para la energía solar en México se ha establecido justo por debajo de Arabia Saudita en 1,77 ¢/kWh (1,77 centavos de dólar por kWh), y se espera que continúe disminuyendo a 1 ¢/kWh en el 2019 o antes”.


2. Gas natural


• BP (Energy Outlook, 2018 Edition): “El gas natural crece mucho más rápido que el petróleo o el carbón y su participación en la matriz de energía primaria mundial superará al carbón y convergerá con el petróleo hacia el final de las Perspectivas (año 2040)”.


• Reuters: “BP espera que el gas natural supere al petróleo como la principal fuente de energía mundial alrededor del año 2040”.


• IEA (World Energy Outlook 2018): “El gas natural supera al carbón en el 2030 para convertirse en el segundo combustible más importante en la matriz energética mundial”.


• IEA (World Energy Outlook 2018): “El gas natural y el petróleo seguirán satisfaciendo una parte importante de la demanda energética mundial en 2040, incluso en el Escenario de Desarrollo Sostenible”.


• IEA (Natural Gas): “El gas natural es un combustible versátil y su crecimiento está vinculado en parte a sus beneficios ambientales en relación a otros combustibles fósiles, en particular para la calidad del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero”.


• IEA (Gas 2018): “Los usos industriales incrementales del gas natural abarcan tanto la energía para procesos de manufactura como la materia prima para productos industriales químicos, incluidos los fertilizantes”.

El gas natural está desplazando así aceleradamente al petróleo y al carbón porque, entre otras cosas, genera mucho menos emisiones que los derivados de petróleo y el carbón y porque sus costos son varias veces más bajos.

Basta con revisar los precios mayoristas del petróleo y sus derivados y del gas natural:

• El jueves pasado, el precio mayorista del Petróleo en EE.UU. (WTI) estuvo en $62,11/Barril. Ese día, el precio del Diésel (de bajo contenido de azufre) estaba en $84,42/Barril y el de la Gasolina (regular) en $82,32/Barril.


• El precio del Gas Natural estuvo en $2,64/MMBtu ($15,31/Barril equivalente de petróleo).


El precio del petróleo es así unas 4 veces más caro que el del gas natural y el precio del diésel y de la gasolina son aproximadamente unas 5,5 veces más caros que el precio del gas natural.


V. Limitaciones auto impuestas en Costa Rica a las fuentes de energía líderes del boom energético mundial


Las dos fuentes de energía que simultáneamente están liderando en el mundo la reducción de los costos de la energía, la competitividad energética, la transición energética y la descarbonizacion de las economías tienen fuertes limitaciones para su desarrollo en Costa Rica.


A la energía solar se le limita en el territorio nacional por la vía de la planificación centralizada y la reglamentación. Esta es una de las razones por las cuales la energía solar ha tenido un desarrollo muy insignificante con respecto a muchos otros países.


La producción de gas natural en el territorio nacional (terrestre y marítimo) se prohibió por decreto del 25 de febrero pasado (Nº 41578-MINAE). Ahora se quiere adicionalmente prohibir su producción por la vía de un proyecto de ley promovido por el Poder Ejecutivo, el cual fue aprobado por la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa el 28 de marzo pasado.


Estas limitaciones auto impuestas en el país están conduciendo a que el sector energía nacional evolucione de manera sostenida hacia una creciente desventaja competitiva con respecto a los países con los que competimos en el comercio internacional y en la atracción de inversión externa, la cual afectará cada vez más la situación económica y social y la prosperidad del país por los altos y crecientes costos de la energía que generan.







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.