Logo La República

Viernes, 1 de marzo de 2024



NACIONALES


Aumento del parque automotor privado eleva índices de contaminación del país

Costa Rica debe combatir emisiones de CO2 con un eficiente y eléctrico transporte público, según OCDE

Mejorar red eléctrica será vital para tener una flotilla de autobuses verdes, agrega organismo internacional

Allan Madriz allanmadriz.asesor@larepublica.net | Miércoles 08 febrero, 2023


emisiones CO2 OCDE
“Las emisiones del sector transporte están aumentando y elevando el nivel total de emisiones del país”, según la OCDE. Shutterstock / La República.


OCDE

Si la intención de Costa Rica es convertirse en un país carbono neutro para el 2050, las autoridades nacionales deberán tomar medidas en relación con el transporte público, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Y es que el acelerado crecimiento del parque automotor privado es una amenaza para las expectativas ecológicas de Costa Rica.

Lea más: OCDE propone eliminar exoneraciones del impuesto de renta a las cooperativas y al salario escolar

Ante este panorama, el plan de acción del país es crear una red de transporte público eficiente, accesible y eléctrica, de manera tal que los dueños de vehículos privados decidan guardar sus automotores.

Las advertencias de la OCDE se dan en momentos en que el 42% de las emisiones de carbono y el 79% del consumo de los combustibles fósiles durante el 2021, se debe a los carros de combustión.

La petición de la OCDE se da en momentos en que el Congreso evalúa extender la vida útil de los buses de 15 a 18 años, con el objetivo de ayudar al sector empresarial a superar los problemas económicos que dejó la pandemia.

“Las emisiones del sector transporte están aumentando y elevando el nivel total de emisiones en el país. El gran aumento del parque de vehículos, especialmente de vehículos privados, es en buena medida responsable de estos aumentos”, señala el informe.

Lea más: Rodrigo Chaves sobre dureza de la OCDE con Costa Rica: “Sistema educativo se ha deteriorado durante años”

La transición hacia un transporte público limpio será fundamental para reducir estas emisiones, y así lo han reconocido las autoridades nacionales, que ven en la electrificación del transporte urbano una solución a esta problemática.

Y es que debido a que el 100% de la electricidad del país proviene de fuentes renovables, es necesario impulsar la movilidad eléctrica, tema que preocupa actualmente a Franz Tattenbach, ministro de Ambiente y Energía.

Un poco impaciente se ha mostrado el jerarca debido a que la importación de vehículos eléctricos “va lenta”, ya que en 2022 significó solo un 10% de la adquisición de todos los automotores del país.

Por este motivo, el jerarca busca financiamiento internacional para adquirir más autobuses eléctricos y ya piensa en un plan para que los vehículos de aplicaciones de movilidad que brinden el servicio en el país funcionen con energías limpias.

Una de las opciones que se ha barajado durante los últimos gobiernos es la construcción de un tren eléctrico urbano de pasajeros, sin embargo, la OCDE señala que para ello se debe pensar en varios factores.

“Mejorar la red eléctrica sería clave para hacerle frente al aumento significativo en la generación y distribución de electricidad que implica esta transición. La digitalización y la automatización total de la red aumentaría la eficiencia, la confiabilidad y facilitaría la incorporación de recursos y almacenamiento de energía distribuida”, según la OCDE.

Asimismo, los expertos señalan que la transición hacia vehículos más amigables con el ambiente implicaría una “reducción gradual” de los ingresos fiscales que se han utilizado, en parte, para financiar programas exitosos como el Pago por Servicios Ambientales (PSA).

“La falta de una red de un transporte público eficiente ha favorecido el uso generalizado y creciente del transporte privado para satisfacer las necesidades de movilidad, lo que ha provocado congestionamiento vial, cuyo costo en la Gran Área Metropolitana se estima en 3,8% del PIB”, agrega el informe.


Alternativas


La OCDE plantea una serie de opciones a Costa Rica para combatir el aumento de las emisiones de carbono del transporte

• Alinear de manera gradual las tasas de impuestos del diésel y el búnker con la de la gasolina es un primer paso
• Aumentar el impuesto general al carbono
• Diseñar de mejor manera el impuesto a los vehículos, tomando en cuenta su desempeño ambiental
• Actualizar el costo de las tarifas de los peajes para que reflejen el precio del uso de las carreteras
• Digitalizar y automatizar la red eléctrica para la posible electrificación del transporte público
• Promover los autos ecológicos y transporte público verde


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.