Corrupción en España fortalece a Podemos
Enviar

La ola de acusaciones de corrupción que castiga a la clase política española aumentará el apoyo a Podemos, dijo la directora de encuestas del grupo enemigo del sistema.
Carolina Bescansa, responsable de análisis político en Podemos, dijo que las docenas de casos de corrupción que han ocupado los titulares desde las elecciones sin un resultado concluyente de diciembre ayudará a sostener el apoyo para su partido de dos años aunque la crisis económica que provocó su creación esté cediendo.


El ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, renunció el viernes después de haber sido vinculado a una empresa offshore en las divulgaciones de Panamá y la justicia española está investigando más de 120 casos de corrupción en los que están involucrados funcionarios del Partido Popular en el poder y sus rivales tradicionales.
En tanto los partidos opositores se esfuerzan por forjar una alianza para destituir al PP antes del plazo del 2 de mayo, el país quizá se encamine a las urnas nuevamente en junio en un intento por quebrar el impase electoral.
“La crisis económica y la corrupción son dos caras de la misma moneda”, dijo Bescansa, de 45 años, en una entrevista en el Parlamento en Madrid la semana pasada.
“Si tú dices que la situación económica no es la más favorable para Podemos, de lo cual en realidad dudo, hay otro elemento fundamental de la hipótesis Podemos que es la regeneración de la democracia española”.
Sobre la base del movimiento de jóvenes desposeídos de los “Indignados” que emergió en el apogeo de la crisis económica, Podemos salió tercero en la elección de diciembre, a escasa distancia del partido Socialista que tradicionalmente dominó el voto progresista en España.
Desde entonces, ambos partidos, que controlan 159 votos en el parlamento de 350 bancas, vienen forcejeando respecto de qué tipo de alianza podrían formar para controlar el gobierno.
Ochenta por ciento de los simpatizantes de Podemos votaron en contra de la alianza tripartita con el grupo liberal Ciudadanos que han buscado los Socialistas, dijo Podemos el lunes.
Los miembros del partido apoyaron en cambio una alianza progresista con los socialistas que excluye a Ciudadanos.
“Lo que los socialistas no entendieron y creo que todavía no entienden, es que Podemos y los socialistas obtuvieron un número similar de votos”, dijo Bescansa, politóloga de la Universidad Complutense de Madrid.
“Trataron erradamente de llevar adelante una negociación suponiendo que estaba decidido de manera clara e irreversible quién tendría el papel dominante”.
En tanto los líderes políticos se pelean por quién debería presidir el próximo gobierno, la economía de España continúa su proceso de recuperación.
La tasa de desempleo bajó 6 puntos porcentuales después de tocar un récord en 2013 y la economía creció el año pasado en su nivel más alto desde 2007.
De todas maneras, los españoles identifican la corrupción como segunda mayor preocupación después del desempleo desde noviembre de 2013, según una encuesta mensual realizada por la encuestadora estatal CIS. El apoyo a Podemos disminuyó unos 4 puntos hasta 16% desde las elecciones, según un sondeo de Advice Strategic Consultants que abarcó a 2.500 personas publicada el domingo por Europa Press.
“Entre un 30 y un 40% de los posibles votantes todavía no ha decidido a quién apoyar”, dijo Bescansa. “El juego está abierto”.

 


Ver comentarios