Consumo de alcohol duplica probabilidad de terminar en emergencias
“Costa Rica presenta riesgos más bajos; no obstante, hay probabilidad de terminar en una sala de emergencia”, advirtió Jesús Méndez, encargado del Departamento de Investigación del IAFA. Gerson Vargas/La República
Enviar

Sin importar la cantidad de alcohol que consuma, duplicará las probabilidades de terminar en una sala de emergencias.

Y si a esta posibilidad se le asigna una causa, un 20% será como consecuencia de un accidente de tránsito.

Así lo determinó una investigación colaborativa del IAFA y la Organización Mundial de la Salud, al tomar en cuenta los ingresos en salas de urgencia de los hospitales San Juan de Dios y Calderón Guardia.

En esa investigación se consultó el patrón de consumo de quienes fueron trasladados a urgencias, donde la mayoría de accidentados correspondió a hombres (con un 67%) entre los 20 y 40 años.

Al aplicar una prueba voluntaria de alcohol, un 11% del 67% dio positivo; mientras que en el caso de las mujeres fue un 3%. La mayoría admitió que su consumo fue de seis tragos o más.

“Las cifras ponen de manifiesto que no son necesarias grandes cantidades, o presentar dependencia etílica, para sufrir una lesión. Al menos una cerveza altera los sentidos, afecta la parte visual y la coordinación. El único consumo seguro es no ingerir del todo para quienes manejan un vehículo”, advirtió Jesús Méndez, encargado del Departamento de Investigación del IAFA.

El estudio se efectuó en otros países y en el caso de Costa Rica presentó los niveles de riesgo más bajos comparado con Argentina, Guatemala o Nicaragua, donde las probabilidades de terminar en una sala de urgencias se multiplica por 15, 12 y seis veces, respectivamente.

“El estudio revela que si la persona tiene un patrón de consumo regular y mantiene un consumo acelerado, regular y constante, estas probabilidades se duplican. No obstante el riesgo existe sin importar la cantidad de bebidas alcohólicas”, enfatizó Méndez.

La investigación refuerza la importancia de educar hacia la conducción responsable con el objetivo de disminuir la mortalidad por accidentes viales.

De cada diez accidentes, tres fueron causados por el consumo del alcohol y cada mes la Policía de Tránsito detecta unos 180 conductores ebrios.

Para disminuir las muertes en carretera relacionadas con la problemática del alcohol al volante se trabaja en una alianza nacional integrada por IAFA, Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), Cruz Roja, Ministerio de Educación Pública, Policía de Tránsito, Comité Cívico Nacional de Motociclistas, Fundación Aliarse, Aconvivir y otras.

Una de las primeras acciones es la campaña “Dejá las llaves” con la que busca educar a la población más joven para no combinar alcohol y conducción de vehicular.

Ingresos a emergencias

Quienes consumen alcohol duplican la probabilidad de sufrir una lesión y terminar en sala de emergencias.

201704051815560.530.jpg

Fuente: Estudio sobre consumo de alcohol y lesiones en Costa Rica

Ver comentarios