Enviar
"Consolidación fiscal podría obtenerse a través de reformas tributarias"
Alta dependencia de la economía estadounidense y una estrecha base tributaria afectaron resultados fiscales en 2009

Juan Pablo Arias, [email protected]
Fabio Rosch, [email protected]


A raíz de la caída en la recaudación de impuestos y el aumento en los incentivos que proveyó el Gobierno para reactivar la economía, el deterioro de las finanzas públicas costarricenses se manifestó en un déficit fiscal del 3,5% en relación con el PIB para 2009.

En los dos años previos, el resultado fiscal mostró un superávit, situación que apaciguó la discusión sobre la necesidad de una reforma fiscal, y la relegó a un segundo plano.

A la luz de las condiciones actuales, cobra relevancia hacer un examen de las principales debilidades y retos que enfrenta la hacienda pública con respecto a la base sobre la que se cobran los impuestos, y las debilidades estructurales de la economía local.

“Costa Rica encaró la crisis mundial con una posición fiscal relativamente fuerte, pero la desaceleración cíclica evidenció una debilidad estructural relacionada con la alta dependencia en la economía estadounidense y una base de ingresos tributarios relativamente estrecha”, comentó Casey Reckman, directora de Soberanos de Fitch Ratings, quien conversó con INVERSIONISTA desde Nueva York.

¿Qué factor facilitó el ensanchamiento del déficit fiscal: bajos ingresos o altos gastos?

El descenso fue conducido por una contracción en los ingresos tributarios por importaciones, en especial la de petróleo, y la caída de ingresos por el impuesto sobre las ventas. Al mismo tiempo, el Gobierno respondió a la recesión global con el Plan Escudo, el cual incrementó el gasto social, las transferencias a los segmentos más vulnerables del país y las pensiones.

El paquete de estímulo también incluía mayor gasto en proyectos de infraestructura, muy necesarios, aunque el grado de finalización ha sido bajo debido a una débil capacidad de ejecución y falta de financiamiento.


De mantenerse el déficit, ¿qué puede esperar el país?


La ampliación del déficit fiscal y mayor endeudamiento en 2009 y 2010 son situaciones comunes entre los gobiernos calificados por Fitch. No obstante, la estrecha base tributaria, el aumento en la rigidez del gasto y una creciente carga de deuda limitan la habilidad de Costa Rica para sostener las políticas fiscales expansivas por un periodo extenso sin implicaciones negativas en las dinámicas de deuda.

¿Cuál es el tema principal a reformar en materia fiscal en Costa Rica?

En la ausencia de mayor crecimiento, la consolidación fiscal podría obtenerse a través de reformas tributarias que agranden la base de impuestos, así como mejoras continuas en la administración tributaria. Sin embargo, el estancamiento político e institucional podría continuar obstaculizando la aprobación y aplicación de reformas fiscales o de otro tipo.

Una estrategia fiscal creíble que promueva la consolidación fiscal, y estabilice la carga de la deuda en un mediano plazo, podría proveer apoyo sustancial para las calificaciones soberanas del país.


¿Fue diferente el comportamiento en otros países centroamericanos?

Debido a la dolarización de la estructura de política monetaria y cambiaria de la región, la responsabilidad de estimular la actividad económica recae en las autoridades de política fiscal.

El déficit fiscal y carga de la deuda como porcentaje del PIB de El Salvador es el mayor de la región. Por otro lado, las cuentas fiscales de Guatemala fueron las que menos se deterioraron y están en mejor posición para recuperarse.


¿Hacia dónde debe caminar cada país de la región para mejorar su situación y no ver afectada su calidad crediticia?

En general, un crecimiento más fuerte y políticas fiscales creíbles podrían apoyar la solvencia en la región. Las economías centroamericanas son más susceptibles a los shocks externos y la rigidez de las financias públicas debido a su pequeño tamaño, por ende una reducción sostenida de la carga de deuda en el mediano plazo podría beneficiar su solvencia.

En la mayoría de los casos, la promulgación de legislaciones que fomenten ingresos y disciplina fiscal son de suma importancia para mantener dinámicas de deuda positivas mientras crece la recuperación económica.





Ver comentarios