Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Conmemorando la empresa privada

| Lunes 25 febrero, 2008



Conmemorando la empresa privada


No existen dudas de que la empresa privada es la célula básica de la economía. Más aún, sobre el factor empresarial recaen el destino y éxito de una sociedad para alcanzar el progreso y el desarrollo.
Asimismo, la contribución de las pequeñas y medianas empresas es crucial para el desarrollo armonizado de un país, principalmente para conciliar y lograr una adecuada distribución del ingreso.
Recordar esto es importante, y por esta razón LA REPUBLICA, como diario líder en la cobertura de economía y negocios, rinde su homenaje a todos aquellos hombres y mujeres que han tomado en sus manos las riendas del progreso y con mucho esfuerzo han levantado una empresa privada que hoy rinde frutos al país, con impuestos, salarios y esperanzas.
La celebración del Día Nacional del Empresario, la semana pasada, no debe pasar inadvertida, sino que debe ser conmemorada con el respeto que merecen las iniciativas serias, respetuosas de las leyes y contribuyentes del desarrollo, la estabilidad y la democracia.
El empresario costarricense, con carácter e idiosincrasia propios, se ha destacado, en general, por su nobleza de ánimo y solidaridad con un desarrollo equitativo, entendiendo que mediante un mejoramiento de las condiciones sociales del país, todos los círculos se benefician.
Por esta razón, en los tiempos actuales cuando las malas prácticas apremian, es de vital importancia que el empresario logre mantener la honestidad y nobleza hacia la sociedad, por lo que no debe sucumbir ante la tentación de sobrepasar las normas para propio beneficio, en especial en lo que respecta al cuidado del medio ambiente, de los trabajadores, de los inmigrantes, o bien al propio país.
Por otra parte, es cierto que el Estado tiene el deber de ofrecer la mayor ayuda posible con el propósito de estimular la proliferación de empresas formales.
Para ello es necesario avanzar en cuanto al exceso de trámites y burocracia que hoy deben enfrentar quienes intentan abrir un negocio. Esta problemática afecta desde los permisos municipales hasta las gestiones aduaneras, por lo que el día a día de las empresas hoy se encuentra inmerso en trabas que no les permiten crecer al ritmo deseado.
Muchas recetas y estudios se han realizado sobre este problema, sin embargo la inacción o la falta de impulso de los temas empresariales en la agenda de los gobiernos han imposibilitado una pronta resolución a estos escollos.
Esperamos que este compromiso sea asumido por todos los gobiernos restantes.