Enviar
Congreso nicaragüense seguirá suspendido a falta de consenso
Parlamento nicaragüense paralizado desde el miércoles y sin sesiones hasta nuevo aviso

René Núñez, presidente del Congreso nicaragüense, anunció la suspensión de sesiones hasta nuevo aviso, después de que el oficialismo y la oposición paralizaran ayer por segundo día consecutivo el Parlamento por falta de quórum.
Núñez anunció que la sesión plenaria prevista para hoy, jueves, también quedó suspendida y que no convocará al pleno hasta nuevo aviso, en fecha no precisada, ante la falta de consenso sobre los temas a discutir, entre ellos, una ley de amnistía para beneficiar a líderes opositores, incluido el ex presidente Arnoldo Alemán.
Al Congreso acudieron ayer los legisladores oficialistas y opositores, aunque sólo dos se registraron, quedando el resto como ausentes, porque ninguno de los dos grupos antagónicos reunió el mínimo para hacer quórum de ley y echar a andar su propia agenda. “Como la prioridad de la oposición es la ley de amnistía, y no hay ni el quórum, ni el consenso, entonces no hubo sesión”, dijo a los periodistas Alba Palacios, diputada oficialista y segunda secretaria del Poder Legislativo.
La fragmentada oposición promueve la discusión de un proyecto de ley de amnistía, que de aprobarse, beneficiaría a los dos principales líderes opositores de Nicaragua: Alemán y Eduardo Montealegre.
Esa propuesta de amnistía contempla exonerar de varios delitos a 117 ex funcionarios públicos, entre ellos Alemán, ex gobernante de Nicaragua (1997-2002), y Montealegre, ex candidato presidencial, ex canciller y diputado opositor.
Alemán y Montealegre, así como otros ex funcionarios, son acusados por una serie de delitos comunes y actos de corrupción ocurridos entre el 25 de abril de 1990 y el 9 de enero de 2007.
La Justicia reabrió recientemente tres causas contra Alemán como supuesto autor de delitos de estafa, fraude y asociación para delinquir, entre otros, mientras que la Fiscalía ha solicitado el desafuero de Montealegre por la emisión fraudulenta de instrumentos de deuda durante el Gobierno de Alemán.
La oposición defiende el proyecto de amnistía alegando que de esa forma ambos líderes no serían “chantajeados” por el Gobierno de Daniel Ortega en temas como la elección de cargos en el Estado y reformas a la Constitución que incluirían la reelección presidencial continua.
Por su lado, el sandinismo se opone a la amnistía con el argumento de que Alemán y Montealegre, a quienes califican como “corruptos” y “ladrones”, son acusados por delitos comunes y no políticos.

Managua
EFE
Ver comentarios