Conflicto rompe calma en diálogo con FARC
El representante de Juan Manuel Santos en las negociaciones de La Habana criticó ayer a las FARC por el secuestro de miembros de la seguridad. Archivo/La República
Enviar

Conflicto rompe calma en diálogo con FARC

Ofensivas militares, combates, ataques de guerra de guerrillas, secuestros y hasta liberaciones evidenciaron ayer un repunte del conflicto armado que rompió la tensa calma reinante hasta ahora en los diálogos de paz entre las FARC y el Gobierno de Colombia.
Mientras el territorio colombiano se encontraba sumido en una compleja situación de orden público, los negociadores de las FARC y del Gobierno de Colombia reanudaban los diálogos de paz en el Palacio de Convenciones de La Habana, tras una semana de receso en la que los portavoces han cruzado severas acusaciones.
La jornada arrancó con intensos operativos militares de búsqueda de dos ingenieros y un topógrafo que el miércoles habían sido secuestrados por el frente 49 las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y, gracias a la presión ejercida, concluyó con la liberación de los tres trabajadores.
Un portavoz de la Policía del Putumayo, el mayor Johan Mercado, explicó que Luis Miguel Figueroa, César Galiano y Embert García, de la petrolera canadiense Gran Tierra, se encuentran "bien" después de que sus captores los pusieran en libertad en una zona montañosa entre los departamentos del Cauca y el Putumayo, conocida como El Palmar, al cabo de un día de cautiverio.
El secuestro volvió así a colocarse en el ojo del huracán del conflicto armado interno, y pasó del campo de batalla en las selvas colombianas a los micrófonos en La Habana.
Los negociadores de paz de las FARC reivindicaron ayer su potestad de capturar "prisioneros de guerra" en el marco del conflicto, al tiempo que sus interlocutores del Gobierno pidieron llamar las cosas por su nombre y rechazaron que el "secuestro" pueda poner en riesgo el proceso de paz que se negocia en Cuba.
Y es que, además de los tres petroleros, las FARC tienen en su poder al menos a dos policías más que fueron hechos cautivos el pasado viernes también en el suroeste del país, en el Cauca.
Sin embargo, el número dos de la guerrilla, Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez", dijo ayer antes de comenzar la sesión en Cuba que la guerrilla no tiene "ningún reporte oficial" de sus fuerzas sobre el caso de estos dos policías que permanecen cautivos.
También se registraron combates en varios puntos del país, que en Antioquia, en el llamado "Nudo del Paramillo", dejaron a cinco guerrilleros muertos, y que en la región de Nariño, en Policarpa, le arrebataron la vida a cuatro soldados.
Estos miembros del Ejército fueron identificados como Héctor Germán Delgado, Brayan Andrés Flórez, Jhon Alejandro Bolaños y Miguel Luis Narváez, mientras que entre los heridos se encuentran el cabo primero Gildardo Posso Aguirre y el soldado Fulmer Gaviria Araújo.
Pero a lo largo del jueves también se registraron ataques contra las infraestructuras eléctricas, uno de los puntos angulares de la estrategia de lucha armada de las FARC.

Bogotá/EFE


 

Ver comentarios