Logo La República

Sábado, 13 de abril de 2024



NACIONALES


Rodrigo Chaves intenta por tercera vez deshacerse de banco público para abonar a la deuda

Concentración de mercado bancario podría ser un riesgo con venta del BCR

Eventual transacción divide a economistas y diputados

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Miércoles 03 abril, 2024


La venta del BCR divide a diversos actores políticos y economistas. Kattia Rivera, diputada del PLN, se opone. Cortesía/La República
La venta del BCR divide a diversos actores políticos y economistas. Kattia Rivera, diputada del PLN, se opone. Cortesía/La República


Con el objetivo de abonar a los intereses y la deuda pública y de paso recuperar unos ¢60 mil millones al año para invertir en infraestructura, becas y seguridad, Rodrigo Chaves intenta por tercera ocasión en solo dos años vender el BCR.

Lea más: Eli Feinzaig: Apoyaríamos la venta del BCR si se logra profundizar la competencia en el mercado

La eventual transacción, por unos $1.800 millones, permitiría al Estado bajar el peso de la deuda pública por debajo del 60% del PIB, por lo que los empleados públicos recuperarían los aumentos y el Estado tendría menos restricciones de gasto para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.


Los números


La eventual venta del BCR a un operador privado liberaría recursos del pago de la deuda pública y sus intereses, de manera tal que el Estado contaría con más dinero para invertir en educación, salud, infraestructura y seguridad.

$1.800 millones

El monto que se lograría por la venta del BCR



¢60 mil millones

La nueva inversión anual que calcula el Estado al reducir el peso de la deuda y los intereses



60% del PIB

Con la venta del BCR, el peso de la deuda bajaría al 60% del PIB



2% del PIB

La rebaja que se lograría con la venta de la institución

La propuesta, si llega a ser aprobada por la Asamblea Legislativa, también podría incentivar una mayor competencia en el sistema bancario y con ello, se brindarían mejores servicios, de acuerdo con los simpatizantes del plan.

Sin embargo, también se corre el riesgo de una mayor concentración del mercado bancario, lo cual no sería beneficioso para los ciudadanos en términos de acceso al crédito, condiciones y tasas de interés.

“El país no necesita tener tres bancos públicos. Por el contrario, lo que se necesita en Costa Rica es un mercado bancario y mercados financieros más profundos y más competitivos (…) Sin embargo, para apoyar la venta, el banco debe ser vendido a una entidad bancaria que no esté presente en el país, porque esto significaría una mayor concentración en el mercado”, dijo Eli Feinzaig, jefe de fracción del Partido Liberal Progresista.

Lea más: Rodrigo Chaves de nuevo a la carga para vender el BCR

Si se cumple con esa condición, continúa Feinzaig, se podría reducir los márgenes de intermediación y las tasas de interés que son muy elevadas, beneficiando a todos los clientes bancarios.

La eventual venta también tiene otros elementos negativos, según sus detractores, quienes advierten que habría despidos y una menor cobertura bancaria en las zonas alejadas.

Asimismo, no se conseguiría mucho dinero por deshacerse de un banco público.

“El sector bancario es un sector oligopólico, lo que implica que adolece de competencia real. En ese sentido, no sabemos si la venta del BCR terminaría en manos de un grupo financiero ya existente en el país, lo cual, haría que se concentre más el mercado o pueda terminar en el futuro en una transacción en segundas manos. Con esto quiero decir que no hay garantía de que en 3, 4 o 5 años, el BCR sea vendido a un tercer grupo que ya está en suelo nacional”, dijo Fernando Rodríguez, economista de la Universidad Nacional.


Puntos a favor y en contra


Estos son los puntos a favor y en contra de una eventual venta del BCR.

A Favor En Contra
Con la venta de este activo se puede atenuar la deuda pública Venta implicaría despido de personal en momentos en que la economía no genera empleos
El Estado tendría más dinero para invertir en educación, salud, seguridad y otras áreas Aumentaría la incertidumbre en el mercado, empujando tasas de interés hacia arriba
Al reducirse el tamaño de la deuda del gobierno, se esperaría una mejora en la calificación de riesgo del país Hay peligro de que el sistema bancario se concentre aún más en pocas manos
Se elimina duplicidad de funciones entre el BCR y Banco Nacional Se corre el riesgo de contar con menos cobertura bancaria y de servicios en las zonas alejadas
Mayor competencia se traduce en mejores servicios y condiciones El monto que se obtendría no sería significativo, según detractores


Entre dudas y respaldo


La venta del BCR a un operador privado divide la opinión de los expertos y los diputados.

Una propuesta en ese sentido fue presentada por el gobierno a la Asamblea Legislativa.

Se trata del tercer intento en dos años.

Eli Feinzaig

Jefe de fracción
Partido Liberal Progresista

El país no necesita tener tres bancos públicos. Por el contrario, lo que se necesita en Costa Rica es un mercado bancario y mercados financieros más profundos y más competitivos de los que tenemos hoy en día.

La venta de un banco tiene que perseguir objetivos de política pública y en nuestro caso, el objetivo es, como decía, profundizar la competencia para buscar formas de reducir los márgenes de intermediación y las tasas de interés que son muy elevadas.

Otto Guevara

Consultor
Independiente

El gobierno no debe participar en actividades económicas donde ya está el sector privado.

Hoy día, el aparato estatal tiene dos bancos, el Banco Nacional y Banco de Costa Rica y si no podemos lograr sacarlo del todo de la actividad de intermediación financiera, al menos hagamos lo posible para sacarlo parcialmente vendiendo un banco.

La otra razón para venderlo es que va a entrar otro actor del sector privado a dinamizar el mercado de intermediación financiera.

Kattia Rivera

Diputada
Liberación Nacional

El proyecto sigue teniendo el mismo problema de inconstitucionalidad. Hay que recordar que el BCR es una institución autónoma, dada así por la Constitución de la República.

Sin embargo, lo que más preocupa es que el proyecto incluye en esta versión una ley mordaza, pues propone que la venta se haga aplicando una cláusula durante todo el proceso de negociación, en la cual, ninguna persona relacionada puede dar información respecto al proceso de venta.

Fernando Rodríguez

Economista
Universidad Nacional

Vender el BCR por unos $1.800 millones hace que tenga poco sentido, ya que solo le bajaríamos un 2% del PIB a la deuda pública.

Pensemos que si nosotros combinamos un menor costo del endeudamiento con un mayor crecimiento de la economía de manera sostenida, se lograría un mejor resultado y bueno, ya lo hemos hecho en el pasado y sin la necesidad de deshacerse de un activo del estado.

Otro problema, es que no sabemos si la venta del BCR terminaría en manos de un grupo financiero ya existente en el país, lo cual, haría que se concentre más el mercado o pueda terminar en el futuro en una transacción en segundas manos.

Daniel Suchar

Analista
Independiente

Con la venta del BCR a un operador privado, podríamos tener un banco mucho más competitivo y menos burocrático.

Por otra parte, la transacción haría que el presupuesto nacional sea menos estrujado a nivel de pago de intereses y por lo tanto, más inversión, además que los impuestos podrían ser más bajos a mediano y largo plazo porque ya no tendríamos que pagar tanto interés en el presupuesto nacional.

Priscilla Zamora

Viceministra
Hacienda

Consideramos que es una discusión que se debe dar, ya que las fuentes de ingreso para el Estado son bastante limitadas. Por un lado, tenemos la explotación de recursos, que es un tema muy tabú, y por otro lado, la posibilidad de nuevos impuestos, lo cual no es socialmente aceptado y tampoco es promovido por este gobierno. Otra de las posibilidades es la venta de activos del Estado, y a ello estamos apostando con este proyecto de ley. La búsqueda de la diversificación de los recursos tiene como objetivo financiar el gasto público y así tener una mejor calidad de vida.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.