¿Con ganas de renunciar a tu empleo y ser empresario(a)?
Enviar

Como Coach Ejecutiva y de Vida, una de las causas frecuentes por la que me buscan los Coachees es que tienen el deseo de ser empresarios o consultores, pero les da temor renunciar a su empleo y no ser exitosos en esta nueva aventura.

Y es que definitivamente es una aventura.  Independizarse conlleva una mezcla de emoción y miedo, que para mí ha sido una aventura fascinante y otro día les contaré esta historia.

Hoy, el objetivo de este artículo es compartir 6 lecciones aprendidas sobre emprendedurismo dirigidas a aquellos que estén pensando en renunciar a su empleo:

• Mi primera lección aprendida responde a la pregunta más frecuente que un Coachee me hace y es: ¿renuncio ya y me dedico completamente al negocio o me quedo como empleado hasta que el negocio produzca lo suficiente para mantenerme?  Esta es una pregunta que no tiene respuesta única, y depende de muchos factores como, qué tipo de negocio es, cómo puede crecer tu negocio si no estás en el día a día, cuál es tu situación económica, entre otras cosas.  Aún así personalmente, mi lección aprendida es que un negocio tiene mayor probabilidad de éxito, si el empresario está involucrado personalmente en el negocio.  Tratar de manejar un negocio remoto va en contra de la salud física y mental de la persona al tener un trabajo de tiempo completo y un negocio, pero además va en contra del negocio, y seguramente del trabajo también.  A esto hay que agregarle que algunos Coachees piensan que si no funciona pueden volver a buscar empleo.  Este pensamiento sólo pronostica el fracaso, porque al primer obstáculo que les hace sentir miedo, es más fácil regresar a lo seguro del mundo que ya conocen; versus respirar profundo, sacar la valentía y la resiliencia del armario, y seguir adelante.  Como me aconsejaron el día que yo me independicé, “hay que quemar los barcos” porque no hay regreso, solo hay una opción y es salir adelante con el negocio. Y esta mentalidad te ayuda a perseverar.

• La segunda lección aprendida para mi es que el éxito no es una flecha directa hacia arriba. Aunque se pueden ir cosechando éxitos desde el inicio, lo cierto es que el éxito se parecerá más a un garabato que sube y baja por toda la página.

• Mi tercera lección aprendida es un conjunto de lecciones que primero leí en el libro “Antes de Renunciar a tu Empleo, 10 lecciones que todo emprendedor debe saber para construir su negocio” de Robert T. Kiyosaki.    Si bien todas las 10 lecciones son claves, para mi las más importantes fueron estas:o No esperes tu cheque de salario los 15 y 30: que importante fue comprender esto pues el día que ese cheque no llegó, yo, seguía tranquila como una lechuga, y dejando que el Flow haga lo suyo y el de Arriba también, el cheque llegó cuando tenía que llegar.

o Aprende a vender y siéntete orgulloso de ser vendedor: aunque de niña era tímida, con el tiempo fui quitándome la timidez, y después de leer esta lección definitivamente tomé pasión y orgullo por esta profesión y desde entonces practico y estudio el arte de las ventas.

o No escatimes en contadores y abogados. En aras de ahorrar, un emprendedor tiende a no gastar en llevar una contabilidad correctamente, o no invierte en abogados.  Esto puede en el corto plazo ahorrar, pero en el largo plazo, ser un dolor de cabeza.

o Registra tu propiedad intelectual. En Latinoamérica el registro de propiedad no es la prioridad de un empresario a pesar del alto nivel de copias falsas que se pueden conseguir en estos mercados, así que, si tu negocio tiene algo que has inventado, es mejor que lo protejas.

• Mi cuarta lección es, asegúrate de contratar a las personas correctas, no a las personas más baratas.  Contratar al más barato y no al mejor, es sinónimo de fracaso seguro. Cuando contratas una persona que no tiene el talento o la actitud para hacer el trabajo, te hará perder dinero y tiempo, y tu negocio no crecerá como quieres.  Invierte en talento y ahorra en otras cosas.

• La quinta lección es, debes tener un plan estratégico. Como nos cuenta Brian Tracy en su libro Bull´s Eye, ¿Cómo puedes atinar en el juego del tiro al blanco, si no puedes ver el blanco? y peor aún, si tus colaboradores tampoco lo ven.  Los colaboradores generarán un sentimiento de motivación y compromiso en lograr la visión de la empresa, si ésta es lo suficientemente clara para ellos.

• La sexta y última lección, como dice la Canción de Billy Ocean “When the Going Gets Tough, the Tough Get Going”, que lo traduzco a, “Cuando las cosas se ponen difíciles, los fuertes siguen caminando”. Y así es. Uno de mis lemas favoritos es “un mar tranquilo nunca forjó un gran Capitán”. Incluso este mismo lema me ha ayudado a sentirme orgullosa de atravesar momentos difíciles porque sé que todo pasa, y lo difícil también, y sé que, si no retrocedo, ganaré. Usualmente en la cima al éxito, se pone más difícil justo antes de llegar….bueno…al menos a la primera cima.

Les dejo con la frase de Nelson Mandela que inspiró a mi socia a iniciar esta aventura conmigo en Talent Advisors Latam: “Que tus decisiones sean un reflejo de tus sueños, no de tus miedos”.



Ver comentarios