Con $1 mil sea inversionista de infraestructura pública
“Los fondos de inversión se crearon para empoderar a los pequeños colocadores de capital, este es un excelente proyecto para demostrarlo”, dijo Pablo Montes de Oca, gerente general de BN Fondos. Gerson Vargas/La República
Enviar

Los ticos que planean destinar dinero a algún proyecto inmobiliario, tienen una nueva alternativa al invertir en construir edificios que utilizarán entidades del gobierno.

Se trata de un fondo del Banco Nacional, el cual promueve que con aportes desde $1 mil, miniinversionistas costeen parte de determinados proyectos con condiciones bastante favorables.

Este programa utiliza recursos de fondos de pensiones, pero también es posible colocar el dinero, a través de una oferta pública.

Esta figura es relativamente nueva, pero ya tiene un proyecto en marcha: un complejo de oficinas en las cuales operarán las superintendencias financieras (Sugeval, Sugef, Supen, Sugese y Conassif), además del departamento de servicios tecnológicos del Banco Central.

La obra está en barrio Tournón, por las inmediaciones del Oficentro Torres del Campo y tuvo un costo de $43,5 millones de los cuales $21,5 millones se recibieron de parte de pequeños inversionistas, el resto del dinero se consiguió con un crédito del Banco Nacional.

Para agosto de 2019 ya debe estar finalizado y la construcción estará en manos de la empresa ICC, la cual fue la ganadora de un concurso interno.

El modelo de negocio funciona por arrendamiento del edificio por cinco años con opción de compra, periodo durante el cual, quienes pusieron su dinero recibirán una ganancia fija una vez que se defina la rentabilidad.

Asimismo, si la entidad adquiere el inmueble, se divide el dinero entre todos los participantes.

Por el contrario, si solo se maneja el arrendamiento por todo ese periodo, una vez terminado el contrato vendrá otro fondo con nuevos inversionistas para manejarlo.

“Las personas a través de un puesto de bolsa ponen las ofertas pero primero se asigna el 1% de la colocación para que no llegue un inversionista grande y compre todo; en una segunda ronda se les asigna el saldo en proporción a los demás interesados. Así apoyamos a los pequeños y democratizamos las oportunidades”, explicó Pablo Montes de Oca, gerente de BN Fondos.

Esta alternativa sería un respiro para el Estado también, pues en época de crisis fiscal, no tendría que invertir recursos adicionales para mejorar su infraestructura; además, revitalizaría al sector constructivo, en términos de participación económica.

Nuevos proyectos se asoman bajo esta modalidad, por ejemplo: infraestructura educativa y de salud, aunque los miembros de BN Fondos quieren que este primer edificio sea su carta de promoción ante otras entidades.

Una de las principales diferencias de este modelo con un fondo tradicional, es que con BN Fondos el proyecto es desde cero y el inversionista conoce que en determinado momento el fondo se acaba y se le devuelve su aporte.

“El proyecto se constituye como un primer modelo para ser implementado por el sector público costarricense en la construcción de infraestructura pública estatal, con fondos privados”, aportó Eduardo Prado, gerente del Banco Central.

Entre tanto, las construcciones que promueve el fondo están enfocadas en la sostenibilidad, de ahí que buscan obtener la certificación LEAD Gold, máxima distinción para una edificación amigable con el ambiente.

Sobre el proyecto

El primer edificio de uso público construido con fondos de los costarricenses a través de esta modalidad de inversión, estará listo en agosto de 2019 y estas son sus características:

Ubicación Barrio Tournón

Área 18.307 metros cuadrados

Costo $43,5 millones

Condiciones Cinco años de arrendamiento con opción de compra

Desarrollador ICC Constructora



Ver comentarios