Enviar
Tras salida de Laura Chinchilla del gabinete, proyecto de Gobierno Digital deberá cambiar de tutor por segunda vez
Compras electrónicas deberán esperar un año más

• Implementación del proyecto tardaría al menos nueve meses tras orden de inicio
• Proyecto estimaba disminución en costos al efectuar negocios con proveedores

Israel Aragón
[email protected]

El proyecto de compras del Estado, mediante el cual las empresas podrían concursar para convertirse en suplidoras del gobierno vía electrónica, no estará funcionando antes de setiembre del próximo año.
Aunque fue anunciado como uno de los proyectos “estrella” del programa de Gobierno Digital, por la disminución de costos que conllevaría, el gobierno lo mantiene “en pausa”.
Actualmente ya está casi todo listo para empezar a desarrollar la infraestructura; sin embargo, nada se puede empezar hasta que el gobierno dé la orden de arranque, explicó Alicia Avendaño, directora de la secretaría de Gobierno Digital.
Este proyecto ha sido uno de los que más se han visto afectados, con los movimientos sufridos dentro del gabinete del presidente Oscar Arias.
Al comienzo de la administración estuvo liderado por el entonces primer vicepresidente, Kevin Casas, quien lo dejó “huérfano” en setiembre del año anterior cuando salió del gobierno. Laura Chinchilla, segunda vicepresidenta, asumió en ese momento sus riendas.
Ahora, tras la salida de Chinchilla del Ejecutivo, el programa cambiará nuevamente de tutor. Esta vez la responsabilidad recaerá sobre Roberto Gallardo, ministro de Planificación.
Con la secuencia de cambios en la dirigencia, además de los problemas surgidos en la continuidad del proyecto, la Secretaría de Gobierno Digital pierde la representación que tenía dentro de la Presidencia, factor que según la experiencia de otros países resulta fundamental en la ejecución de Gobierno Digital.
Sin embargo, en el Ejecutivo mantienen la esperanza de que estos cambios no afecten el resultado final del plan.
“Definitivamente el plan de compras del Estado será uno de los prioritarios para el gobierno, porque le significaría un ahorro muy grande, tiene grandes implicaciones al aumentar la transparencia del proceso y reduce los tiempos de ejecución”, afirmó Gallardo.
El objetivo es que a principios del próximo año se dé la orden de inicio para que se empiece a instalar la infraestructura y los programas necesarios para que el proyecto funcione, adujo el Ministro.
El proceso de instalación de equipos tomará al menos nueve meses, por lo que de arrancar en enero no sería sino hasta setiembre que se tendría listo.
“Todavía faltan detalles que afinar, hay que ver cuáles son los equipos que hay que comprar, cuáles necesita cada institución y luego ver cómo se va a integrar el sistema”, dijo Gallardo.

Ver comentarios