Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NACIONALES


Compra de armas inquieta al Presidente

Redacción La República [email protected] | Jueves 21 febrero, 2008



Oscar Arias afirma que desconocía incremento “tan alarmante” en compra de armas
Compra de armas inquieta al Presidente

• Mandatario apostará por mejorar oportunidades de trabajo, recreación y estudio como medida para combatir la delincuencia



Carlos Jesús Mora
[email protected]


Las cifras le eran desconocidas hasta esta semana. Por eso, cuando las conoció le parecieron alarmantes y preocupantes.

El presidente de la República Oscar Arias aseguró sentirse preocupado por el aumento de la adquisición de armas en el país en la última década, tal y como lo dio a conocer LA REPUBLICA en sus ediciones del lunes y el martes pasados.
En una entrevista exclusiva, el mandatario mostró su preocupación ante el hecho de que hace diez años en el Ministerio de Seguridad los costarricenses habían inscrito 1.805 arma
s de fuego y que las cifras del año anterior demuestran que la matrícula llegó a 8.551.
De igual forma se manifestó ante la situación de que solo en el mes anterior se solicitaron 693 nuevos permisos de portación, lo que significa casi uno por hora.


En dos décadas la inscripción de armas por año se ha multiplicado más del triple, desde su punto de vista ¿a qué se debe este fenómeno?
Es una percepción equivocada de la gente de creer que un arma le va a dar más seguridad, donde la gente tiene más armas en sus casas es donde hay más inseguridad y violencia, porque las armas algún día se van a disparar.
Yo desconocía ese incremento tan alarmante, sin embargo sigo pensando que somos uno de los países con menos armas en América Latina.

¿El armamento en manos ciudadanas puede ayudar a solucionar o más bien agrava el problema de inseguridad en este país?

Yo cito siempre a Mahatma Gandhi, “ojo por ojo y el mundo acabará ciego”,
si nosotros creemos que la única manera de estar seguros es defendernos personalmente, estamos cayendo en una trampa mortal que solo va a conducirnos a una mayor violencia.

¿Entonces cuál es la solución?
Lo que tenemos que hacer es atacar la delincuencia, y la mejor política es atacar las causas, mediante una buena política económica y social, en el tanto en que permitamos que nuestros jóvenes tengan más oportunidades de estudio, trabajo, recreación y que puedan adquirir más conocimientos y hacer más deporte, en ese tanto vamos a tener una sociedad más segura.

¿Considera que los requisitos para portar armas son demasiado flexibles en el país?
No sé, digamos que no debemos ser muy laxos en eso, yo creo que sí lo somos, aunque realmente no lo sé, deberíamos tener una legislación más restrictiva.

¿Cómo convencer a la ciudadanía de que el plan de emergencia lanzado el 10 de enero será suficiente para volver a la sensación pacífica que prevalecía en Costa Rica hace varias décadas?
(Silencio) La delincuencia ha aumentado y revertir eso no es una cosa fácil, pero podemos lograrlo; ciertamente no es suficiente que tengamos 1.500 policías adicionales, se requiere mucho más, y mayor capacitación y si no lo hemos hecho es porque no tenemos los recursos, no porque no exista la voluntad o la convicción de que se requieren más policías y que estén más equipados.

¿Fue tardía la declaratoria de emergencia nacional por inseguridad, un año y ocho meses después de asumir su gobierno?

No, hemos estado conscientes desde que estábamos en campaña de que teníamos que combatir las causas de la delincuencia y eso es lo que estamos haciendo, me siento contento cuando leo que disminuyó la deserción gracias al Programa Avancemos y que disminuyó la pobreza, si no hacemos más es porque en este país no se puede.

Costa Rica y usted en lo personal promueven en la Organización de Naciones Unidas el Tratado Sobre Comercio de Armas, ¿somos un país consecuente con lo que promulgamos, si estamos armándonos nosotros también?
Lo que hablamos allá es restringir el comercio de armas para los ejércitos, acá hablamos de la compra de armas porque la gente quiere protegerse de manera personal, lo que buscamos es disminuir el comercio y que los países inviertan más en seguridad y en salud.