¿Cómo llega la economía nacional a fin de año?
Enviar

Las señales de la economía nacional frente al contexto internacional auguran que el fin de año llegará con un crecimiento superior a la media de las potencias mundiales y con una leve mejora en el déficit, aunque demasiado preocupante.

Números recientes indican que el crecimiento gira en torno al 5%, un número sobresaliente que habrá que ver si efectivamente se concreta.
Por su parte la inflación acumulada durante el año alcanzó el 0,5%, lo que lleva a pensar que se encontrará lejos de la meta del Banco Central, de entre un 2% y un 4%.


Las estimaciones auguran que los precios retomarán la senda de la “normalidad” a mediados del año próximo.
Las cuentas del Gobierno podrían terminar con un déficit menor al estimado a principios de año, donde se apuntaba a un 6% del Producto Interno Bruto (PIB).
El déficit en agosto fue menor al del mismo mes en 2015, y considerando el acumulado en el año, la cifra da un 2,9% del PIB, el menor valor desde 2012.
A pesar de ello, el déficit sigue siendo alto y la falta de nuevos ingresos para el Gobierno es de los principales problemas que resolver.
Esta es una de las razones por las que el tipo de cambio aumentó en los últimos meses y que podría llevar a que la tendencia se mantenga mientras no intervenga el Banco Central.
Por su parte, las tasas de interés podrían aumentar de concretarse un aumento en las tasas internacionales, lo que dependerá de la decisión que tome la autoridad monetaria norteamericana.
Sin embargo, no es cuestión de alarmarse. Las reservas del Banco Central suman unos $7,8 mil millones y si las tasas internacionales aumentaran, lo harán en una pequeña cuantía, ya que la situación mundial aún sigue siendo delicada.


Ver comentarios