Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Cómo evitar molestos reflejos en las pantallas

Redacción La República [email protected] | Martes 26 julio, 2011



Cómo evitar molestos reflejos en las pantallas
Una pantalla opaca tiene menos problemas y ofrece una imagen de calidad comparable, pero no son tan conocidas como las brillantes

La pantalla de su nuevo laptop reluce con brillantes colores y bello contraste.
Quizás notó usted un ligero resplandor desde la ventana vecina en casa, pero no molestaba.
Pero fue al llevar su portátil afuera, ocurrió el desastre: sin importar cuanto ajuste el brillo, bien podría usar la pantalla como espejo.
“Los reflejos son un enorme problema en los laptops”, señala Kirstin Wohlfahrt, de la organización alemana de protección del consumidor, Stiftung Warentest. Pero las quejas no han dado resultado: los fabricantes han seguido poniendo series enteras de laptops con pantallas brillantes. Lo justifican con la demanda: la mayoría de los consumidores tiende a preferir estos accesorios. “Se muestran fascinados por imágenes que se ven mejores cuando se hallan bajo la luz de las tiendas”, explica Wohlfahrt.
Visto objetivamente, una pantalla opaca tiene en realidad menos problemas y ofrece una imagen de calidad comparable, dice Stefan Trunzik, director de la revista notebookjournal.de. “Sin embargo, desde un punto de vista puramente subjetivo, los colores y los contrastes producidos por pantallas reflectantes son más bellos”. Tests objetivos han demostrado que muchas pantallas opacas nada tienen que envidiar a las brillantes.
Es útil saber esto, pero a veces se tiene la impresión de que simplemente no hay portátiles con pantalla opaca. Wohlfahrt dice que “es muy frecuente hallar computadoras pequeñas provistas de pantalla opaca”, apunta. Y muchos fabricantes tienen también una versión opaca por un ligero sobreprecio, de modo que solo hace falta preguntar.
Hay smartphones y tablets que vienen con pantallas reflectantes, que brillan aún más que los laptops. Esto es porque casi todos trabajan con pantalla táctil. “Ese cristal extra produce también reflejos extra”, dice Trunzik. “La única forma de contrarrestar este efecto es recurrir al ajuste manual de la brillantez”.
Hay también otras alternativas, tales como las pantallas reflectivas usadas en los lectores de e-books. Las pantallas reflectivas usan luz ambiente y proporcionan una imagen de buena calidad bajo luz solar, pero tienen un solo defecto grave, señala Blankenbach: “no pueden reproducir colores”.
Pero esto puede cambiar, y muy pronto. Los científicos están trabajando en pantallas que puedan intercambiar entre el modo de colores transmisivos y el modo reflectivo en blanco y negro.

Berlín / DPA