Cómo elegir un celular “top”
Enviar

Cómo elegir un celular “top”

Pantalla de 4”, dos cámaras, buena batería... Qué es lo mínimo que debe tener hoy un móvil poderoso

De pequeños a ultradelgados, de minipantallas a enormes vitrinas digitales, con dos cámaras, con imágenes de alta definición, con el mejor sonido. Si hay algo que cambia como el día y la noche son los gustos de los consumidores acerca de los teléfonos móviles. Apenas uno se termina de acostumbrar al nuevo modelo, ya sale otro aún más nuevo, que reúne y consolida las últimas tendencias, tanto en cuanto al diseño como a las funciones.
Para los que no siguen el “minuto a minuto” de estos dispositivos, pero planean actualizarlo dentro de poco tiempo, lo que deben saber es que lo mínimo que se le puede exigir a un smartphone, para que entre a la categoría de los “top”, es que tenga, al menos, una pantalla de 4”, que sea ultradelgado, que venga con doble cámara (una frontal y otra trasera), con tarjeta Micro SIM, y que cuente con una batería que aguante lo suficiente. Pero, ¿cómo elegir?
El secreto de las pantallas está en la resolución, es decir, en la cantidad de píxeles que muestran por pulgada. Obviamente, cuanto más “puntitos” tenga, mayor nitidez ofrecerá. Entre los celulares de gama alta, hoy en día la resolución orilla los 1.280 por 720 píxeles, también conocida como HD. Ya hay modelos que ofrecen 1.920 por 1080, considerado “Full HD”. Aunque la pantalla no se define solo por la resolución: también hay que considerar la “densidad” de los píxeles, un parámetro que refleja cuánta nitidez y precisión tienen las imágenes.
A diferencia de las PC, en el mundo de los celulares la elección del sistema operativo resulta de vital importancia. Define no solo la interfase general que tiene el equipo sino, además, el tipo de aplicaciones que se podrá instalar. Pero además, también conviene fijarse cuántas veces podrá actualizarse el sistema operativo.
Es que si bien los móviles vienen cargados de fábrica con la última versión del sistema, lo cierto es que con el tiempo se van quedando y llega un momento que las nuevas aplicaciones dejan de ser compatibles. Y por más que el hard sea potente, los móviles rápidamente quedarán obsoletos. Los equipos de gama alta suelen admitir hasta dos actualizaciones, mientras que los más baratos no admiten ninguna. La última versión de Android hoy es la cuatro, de Windows la ocho, Apple va por la siete y BlackBerry por la diez.
La batería es crucial. En estos celulares las pantallas son de 5”, y con ese tamaño las pilas tradicionales no aguantan mucho tiempo sin pedir la toalla. Los fabricantes lo saben y por eso avanzan en nuevas tecnologías que permitan darle mayor autonomía. Mientras tanto, la batería del móvil no debería tener menos de 2 mil mAh.
Aunque nunca está de más adquirir hábitos que contribuyan a ahorrar energía, como configurar el brillo de la pantalla, desactivar las conexiones Bluetooth, GPS o WiFi mientras no se usan, o usar aplicaciones que cuidan el uso de batería.

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina

Ver comentarios