Logo La República

Martes, 23 de abril de 2019



NOTA DE TANO


Como pines de boliche se derrumbaron los grandes

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 22 enero, 2019

Alexánder la “Rata” Espinoza, sentenció derrota del campeón.

El analista Claudio Ciccia, comentando el juego entre Saprissa y Guadalupe, con todo respeto manifestó en el minuto 67, que no comprendía la decisión del técnico Vladimir Quesada, al sacar del campo a Marvin Angulo.

“Estamos viendo partidos diferentes”, dijo el comentarista.

Bueno, situación idéntica nos sucedió durante el juego sabatino entre Alajuelense y San Carlos, cuando en el minuto 81, Luis Diego Arnáez sacó a Allan Miranda, por mucho, el mejor jugador del equipo esa noche y dio paso a Freddy Álvarez.

“Estamos viendo partidos diferentes”, me dije.

Seis minutos después, los Toros se aprovecharon no de un hueco, no, era un cráter, que dejó la defensa de la Liga en su costado izquierdo, donde recibió el balón completamente libre de marca, Luis González, para gestar la acción del gol del triunfo. Miranda jugaba esa posición.

Todavía no comprendemos, qué quería don Luis Diego con esa variante, máxime que ya el equipo estaba desconcentrado y partido en dos, con la salida también inoportuna de Luis Garrido.

San Carlos derrotó 1-0 al Alajuelense y su victoria fue como un presagio de lo que vendría un día después.

Los tres grandes y tradicionales de nuestro campeonato cayeron y sus verdugos le metieron candela temprana a la clasificación.

Géiner Segura, técnico de Guadalupe, planificó un juego táctico que obligaba a sus discípulos a un esfuerzo físico excesivo, desgastante y lo cumplieron para derrotar 3-1 al Saprissa.

En el Juan Gobán, de nuevo Marvin Solano se luce y Limón vuelve a derrotar al Herediano, ahora 1-0, motivo perfecto para que el estratega de la Tromba, siga protestando con todo derecho, del olvido que los técnicos del seleccionado —hoy Gustavo Matosas—, hacen de los talentos limonenses. No hay un solo jugador de Limón, líder del Clausura, en la convocatoria del charrúa.

Cayeron Herediano, Saprissa y Alajuelense, mientras que Cartaginés, en un juego de locos, empató 4-4 con la Universidad, después de ir ganando 3-0. Partido extraño, curioso, repleto de detalles, incluso fuera del terreno de juego, como resultó la ausencia en el equipo azul de su goleador Marcel Hernández.

La jornada también marcó el hundimiento de Carmelita al último lugar, derrotado 2-0 por Santos y ahora quedan los noveles carmelos a nueve puntos de diferencia de la UCR, en la lucha por evitar el descenso, porque ya Limón se dio a la fuga y salió en carrera.

[email protected]