Logo La República

Jueves, 29 de febrero de 2024



BBC NEWS MUNDO


BBC Logo

Cómo los genes que nos protegían de los animales hicieron que se propagara la esclerosis múltiple

Redacción - BBC News Mundo | Jueves 11 enero, 2024


Migración de los Yamna
Getty Images
Un gen relacionado a la tribu de los Yamna pareciera ser la respuesta a algunas enfermedades del sistema inmune.

¿Por qué las enfermedades son más comunes en algunas partes de Europa que en otras y por qué los europeos del norte son más altos que los del sur?

Un equipo internacional de científicos dice haber descubierto la respuesta en el ADN de que encontraron en dientes y huesos antiguos.

Los genes que protegieron a nuestros antepasados de las enfermedades de origen animal ahora aumentan el riesgo de padecer esclerosis múltiple (EM).

Los investigadores llaman a su descubrimiento "un salto cuántico" en la comprensión de la evolución de la enfermedad.

Y dicen que el anuncio podría cambiar las opiniones sobre las causas de la EM y podría tener un impacto en la forma en que se trata.

¿Por qué mirar la EM?

Granjero
Getty Images
Nuestros ancestros vivían entre animales y estaban en riesgo de contagiarse de sus enfermedades.

Hay aproximadamente el doble de casos de esclerosis múltiple por cada 100.000 personas en el noroeste de Europa, incluidos Reino Unido y Escandinavia, en comparación con el sur de Europa.

Investigadores de las universidades de Cambridge, Copenhague y Oxford se dedicaron durante más de 10 años a profundizar en la arqueología para investigar el motivo.

La EM es una enfermedad en la que las propias células inmunitarias del cuerpo atacan el cerebro y la médula espinal, lo que provoca síntomas como rigidez muscular y problemas para caminar y hablar.

Descubrieron que los genes que aumentan el riesgo de EM entraron por el noroeste de Europa hace unos 5.000 años a través de una migración masiva de pastores de ganado llamados Yamna.

Los Yamna vinieron del oeste de Rusia, Ucrania y Kazajistán, y se trasladaron al oeste, hacia Europa, dice uno de los cuatro artículos de la revista Nature publicados sobre el tema.

Los hallazgos "nos sorprendieron a todos", afirmó el Dr. William Barrie, autor del artículo y experto en análisis computacional de ADN antiguo de la Universidad de Cambridge.

En ese momento, las variantes genéticas que portaban los pastores eran una ventaja, ya que les ayudaban a protegerse contra enfermedades en sus ovejas y ganado.

Sin embargo, hoy en día, con estilos de vida modernos, dietas y una mejor higiene, estas variantes genéticas han asumido un papel diferente.

Hoy en día, estos mismos rasgos suponen un mayor riesgo de desarrollar determinadas enfermedades, como la EM.

El proyecto de investigación fue una tarea enorme: se extrajo información genética de restos humanos antiguos encontrados en Europa y Asia occidental y se comparó con los genes de cientos de miles de personas que viven hoy en Reino Unido.

En el proceso, se ha creado un banco de ADN de 5.000 humanos antiguos, conservado en colecciones de museos de muchos países, para ayudar en futuras investigaciones.

'Buscando el punto óptimo'

Cráneo de un hombre neolítico
Nature/Universidad de Cophenague
El cráneo de un hombre neolítico que se encontró en Porsmose, Dinamarca, en 1947.

El profesor Lars Fugger, autor del artículo y médico especialista en EM en el Hospital John Radcliffe de Oxford, afirma que el descubrimiento ayuda a "desmitificar" la enfermedad.

"La EM no es causada por mutaciones, sino que está impulsada por genes normales para protegernos contra patógenos", explica.

Las vacunas, los antibióticos y los estándares más altos de higiene han cambiado completamente el panorama de las enfermedades: muchas enfermedades han desaparecido y la gente vive más décadas.

Los investigadores dicen que los sistemas inmunológicos modernos ahora pueden ser más susceptibles a enfermedades autoinmunes, como la EM, donde el sistema inmunológico ataca al cuerpo en lugar de protegerlo.

Los medicamentos que se utilizan actualmente para tratar la EM apuntan al sistema inmunológico del cuerpo. La desventaja es el riesgo de suprimirlo tanto que luego los pacientes tengan dificultades para combatir las infecciones.

Al tratarlo, nos enfrentamos a fuerzas evolutivas, afirma el profesor Fugger.

"Necesitamos encontrar el punto óptimo donde haya un equilibrio con el sistema inmunológico, en lugar de eliminarlo".

El equipo ahora planea buscar en el ADN antiguo otras enfermedades y seguirlas a través del tiempo.

Su investigación podría revelar más sobre los orígenes del autismo, el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), el trastorno bipolar y la depresión.

Otro artículo de Nature descubrió aún más pistas sobre nuestro pasado genético: que los pastores Yamna también podrían ser responsables de que los europeos del noroeste sean más altos que los del sur.

Y mientras que los europeos del norte tienen un mayor riesgo genético de padecer EM, los europeos del sur tienen más probabilidades de desarrollar trastorno bipolar y los europeos del este tienen más probabilidades de tener la enfermedad de Alzheimer y diabetes tipo 2.

El ADN de los pueblos prehistóricos cazadores-recolectores aumenta el riesgo de padecer alzhéimer, pero los genes de los antiguos agricultores están relacionados con trastornos del estado de ánimo, explica la investigación.

También descubrió que la capacidad de los humanos para digerir la leche y otros productos lácteos y sobrevivir con una dieta rica en vegetales sólo surgió hace unos 6.000 años. Antes de eso, comían carne.

La investigación comparó el ADN de miles de esqueletos antiguos encontrados en Eurasia con muestras genéticas de los europeos actuales.

Línea
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC Logo Footer




© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.