Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Comer con los ojos

Redacción La República [email protected] | Miércoles 21 mayo, 2014

Aura Light&Sound Suite, Nueva York Las luminarinas estilo Las Vegas imprimen el espíritu de euforia necesario para lanzarse a la pista de baile Interet/La República


TENDENCIAS

Comer con los ojos

Un diseño original e inteligente es la llave para distinguir lo ordinario de lo extraordinario

La restauración se ha transformado en un sector en el que el cliente además de buscar una oferta gastronómica exquisita, persigue una atmósfera ideal para deleitar el paladar. La elección del restaurante también está marcada por su diseño, una manera de comer con los ojos antes de sentarse a la mesa.
Arquitectos e interioristas han dedicado parte de su tiempo, en los últimos años, a la decoración de grandes y pequeños restaurantes en los que han dejado su impronta en los cinco continentes.
"Restaurant & Bar Design" (Taschen) es un libro que recoge el buen hacer y la extravagancia de algunas de las propuestas que buscan marcar la diferencia con una decoración en la que el estilo y la diversión se mezclan con la funcionalidad, con la necesidad de ofrecer un estilo propio.
Los Restaurant & Bar Design Awards son los únicos premios concedidos al diseño en la hostelería en todo el mundo, su creador Marco Rebora, quería fusionar en ellos la importancia de la buena cocina y el ambiente que la rodea, y en esta categoría engloba a lugares como barcos, aeropuertos, museos o camionetas de hamburguesas.
Según comenta Rebora en el prólogo del libro, "el diseño de los restaurantes y los bares es un excelente barómetro de la evolución de la vida urbana (...) El diseño de estos espacios refleja la progresión del clima socioeconómico" del país en el que se encuentra.
El editor de la revista Wallpaper, Tony Chambers, galardonado en dos ocasiones como el Director de Arte del año por Periodical Publishers Association Awards, asegura que el atractivo visual de los nuevos establecimientos es determinante.
"Un diseño original e inteligente es la llave para distinguir lo ordinario de lo extraordinario y para que los clientes reconozcan un nombre", asegura.
Apunta al Four Seasons de Nueva York, como un clásico, uno de los restaurantes más "emblemáticos del mundo", que nace de la imaginación de Philip Johnson y Mies van der Rohe.

Madrid/EFE