Enviar
Nuevo mandatario encomendó a ministros impulsar programas de seguridad y desarrollo para los primeros 100 días de gobierno
Colom asume Presidencia de Guatemala

Socialdemócrata se ha propuesto crear unos 700 mil empleos en su país

Guatemala
EFE


El socialdemócrata Alvaro Colom, de 57 años de edad, asumirá hoy la Presidencia de Guatemala para un periodo de cuatro años, con el reto de promover el desarrollo rural y humano, combatir la violencia y reducir la pobreza.
Colom, un ingeniero industrial de profesión, se convirtió en presidente al ganar las elecciones de segunda vuelta el pasado 4 de noviembre al derechista general retirado Otto Pérez Molina.
Fundador y máximo dirigente del partido de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Colom hará realidad su sueño de gobernar Guatemala luego de dos intentos anteriores en los que quedó tercero y segundo en comicios generales (1999 y 2003).
El proyecto político que ofrece el próximo jefe de Estado es un Gobierno de conciliación nacional basado en la solidaridad del Estado para con la población más pobre, el combate a la i
nseguridad y la impunidad, además de la corrupción.
Creyente de la espiritualidad maya, pero católico practicante, Colom ha prometido que en su Administración (14 de enero de 2008 a la misma fecha de 2012) “habrá libre mercado hasta donde sea posible, y Estado donde sea necesario”.
En su plan de Gobierno, elaborado durante tres años por profesionales y líderes de diferentes sectores sociales, el ser humano es la base de las políticas públicas, con lo cual, garantiza que en los primeros cien días de su gestión “recuperará la confianza de los ciudadanos” en el Estado.
En los primeros 100 días, asegura, cada ministro deberá impulsar programas de seguridad y desarrollo para que la población vea los cambios y beneficios a corto plazo.
Colom inició su carrera presidencial en las elecciones generales de 1999 y llegó al tercer lugar, y en 2003 perdió frente al conservador Oscar Berger, que ahora le heredará un país con violencia, pero con una economía estable.

Viudo de su primer matrimonio, casado en segundas nupcias con la empresaria de la confección Sandra Torres, y padre de tres hijos, Colom ha prometido combatir al crimen organizado y al narcotráfico.
En los últimos dos años han sido asesinados 18 miembros de su partido, entre ellos dos diputados, en ataques que Colom atribuye a grupos del narcotráfico y el crimen organizado apoyados por oficiales retirados vinculados a la antigua Inteligencia Militar. Entre 1991 y 1997, Colom fue funcionario público, primero viceministro de Economía y después director del Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz), encargado de gestionar ayudas internacionales y elaborar proyectos destinados a reducir tensiones en las zonas de conflicto.
Tras dejar Fonapaz se incorporó a diferentes comisiones creadas por el Gobierno y la antigua guerrilla, en el marco de los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra interna de 36 años, para atender las necesidades de la desmovilización de los antiguos insurgentes.
Antes de dedicarse a la política, Colom fue empresario textil y, entre 1977 y 1990, su tiempo lo dividió entre sus empresas y la dirección de las recientes asociaciones de exportadores de productos no tradicionales.
Colom, conocido con el mote de “Gavilán”, se ha propuesto a partir de mañana crear unos 700 mil empleos, la construcción de unas 200 mil viviendas y sentar las bases para que Guatemala tenga un mejor futuro. Aun cuando ha evolucionado la economía, la más grande de Centroamérica, con un Producto Interno Bruto (PIB) que supera los $18 mil millones anuales, Guatemala no ha podido sacar de la pobreza a la mayoría de guatemaltecos.
Las exportaciones, que alcanzaron en 2007 los $4.219 millones, las remesas de los emigrantes, con $4.128 millones, y el turismo, con $1.119 millones, han sido hasta ahora los principales soportes de la economía guatemalteca.

Colom también encontrará un 23% de los niños menores de cinco años con desnutrición y otro 4% con desnutrición severa en este país centroamericano, en donde 39 de cada mil nacidos vivos mueren antes de cumplir un año.
El próximo jefe de Estado considera que lograr la transformación del país no será un reto “fácil” porque Guatemala está fragmentada y aún tiene heridas abiertas.
En el plan de gobierno ha ofrecido, además, sacar del ostracismo a los 23 pueblos indígenas que habitan en Guatemala y que representan el 42% de la población.
Sin embargo, el gobierno de socialdemocracia con “rostro maya” que ofreció Colom ha quedado en entredicho, pues es su gabinete sólo incluyó a un ministro indígena, el de Cultura, aunque ha ofrecido más cargos en puestos inferiores a las habitantes aborígenes de este país.
Las delegaciones que participarán hoy en los actos de investidura presidencial han comenzado a llegar a Guatemala.
Según la Cancillería, un total de 19 delegaciones extranjeras, que incluyen a vicepresidentes, ministros y embajadores, se encontraban desde ayer en el país, y en las próximas horas de hoy comenzarán a llegar los primeros jefes de Estado.
Ver comentarios