Enviar

En bici por el agua

Un viaje de 30 mil kilómetros en bicicletas de bambú busca crear conciencia sobre la importancia del líquido vital
Ocho meses atrás, un par de amigos holandeses, Joost Notenboom y Michiel Roodenburg, decidieron emprender un viaje en sus bicicletas, construidas a base de bambú, en pro de la crisis mundial de agua.
Así, en julio del año anterior, iniciaron su recorrido en Deadhorse, en el norte de Alaska, hasta la Tierra del Fuego, al sur de Argentina. La semana anterior, pasaron por Costa Rica, acumulando un recorrido de más de 11 mil kilómetros y teniendo pendiente todavía más de 18 mil.
El plan es recorrer el continente americano de norte a sur, 30 mil kilómetros, en 18 meses y pasando por 16 países, en un proyecto que ellos llaman “Cycle for water”.
"Nuestro impulso se dio luego de un viaje a Africa y al Oriente Medio cuando vi gente luchando por acceso a agua limpia, y aquí comencé a apreciar mi propia suerte”, comentó Joost Notenboom.
Los ciclistas llevan una botella con agua de Alaska, del mar de Beaufort, hasta el mar alrededor de la Tierra del Fuego, en un esfuerzo simbólico para completar el ciclo natural del agua y aumentar la conciencia de la crisis mundial que está dejando a millones de personas sin acceso al agua.
La idea es conseguir financiamiento para la creación de proyectos de agua sostenible de América Latina, el cual se canalizará a través de un sistema desarrollado por la ONG holandesa Akvo, así como The Resource Foundation.
A través de la página web www.cycleforwater.com se buscan donantes y puede encontrar información de la ruta de los ciclistas, actualizaciones de tweets y vídeos.

Ver comentarios