Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



NACIONALES


Codigo Verde

Sofia Ramirez [email protected] | Viernes 10 septiembre, 2010



Codigo Verde

Reserva privada rescata más de 900 hectáreas

Rancho Humo tiene como objetivo contribuir con la conservación del río Tempisque
Hace cinco años inició un proyecto que pretendía restaurar los humedales, el bosque seco y los manglares del río Tempisque, y hoy en día se ha convertido en una de las reservas privadas que más hectáreas ha recuperado para el rescate de la vida silvestre.
Ubicada frente al Parque Nacional Palo Verde e Isla Pájaros en Guanacaste, cuenta con 1.068 hectáreas de las cuales 881 son manglares y humedales.
El 85% del territorio se encuentra protegido y en proceso de restauración. Por eso, la reserva ha sido reconocida internacionalmente como modelo de restauración por la Organización de Naciones Unidas y premiada a nivel nacional por el Programa Bandera Azul Ecológica, al obtener la mayor puntuación en la categoría “Espacio Natural Protegido”.
“Es la primera inversión privada preocupada por la restauración de los humedales del país, que en tan poco tiempo ha logrado hacer cambios impresionantes, la cual es palpable gracias al avistamiento de aves que se tienen en la reserva“, comentó William Salom, propietario de Rancho Humo.
Además, cumple con una importante función como puente biológico entre el Parque Nacional Palo Verde, las Reservas Nacionales de Vida Silvestre Mata Redonda y Corral de Piedra, las Islas Saino y Pájaros y el Parque Nacional Barra Honda.
Rancho Humo ofrece la posibilidad de vivir esta experiencia a través de un tour de un día, donde los visitantes pueden observar cientos de aves como el Jabirú, el ave acuática más grande de Latinoamérica y en peligro de extinción, pero que junto a la espátula rosada, patos y garzas encontraron en la reserva un refugio que garantizará su supervivencia.
El lugar está en proceso de iniciar la construcción de villas dentro de la reserva así como un spa ecológico, lo que permitirá atraer más turismo a la zona, pues se enfocarán hacia el turismo sostenible, aplicando técnicas de construcción verdes como la implementación de paneles solares, tratamiento de aguas, biodigestores, así como programas para reducir la huella de carbono.
Si desea visitar Rancho Humo, puede contactarse al teléfono 2233-2233 o visitar el sitio web www.ranchohumo.com.

Sofía Ramírez
[email protected]

Cremas de yogur ayudan al ambiente

Durante años se ha hablado de la leche de cabra como cosmético por sus beneficios para la piel, y siguiendo esa tradición se desarrollaron los productos En Gadí.
La empresa nacional los fabrica a base de yogur, totalmente naturales, sin ningún tipo de químicos.
Hace ocho años don Federico Cantillo inició con la producción de leche de cabra, posteriormente de quesos y yogur, y desde el año anterior de las cremas.
Entre la línea de productos se encuentran humectante facial, crema limpiadora, lubricante para manos y cuerpo, y jabón para el baño. Todos vienen en envases reciclables y ninguno de estos es probado en animales.
“Las cremas están teniendo beneficios muy interesantes, más de los que esperábamos, quitan la irritación, las manchas, arrugas, restituyen la humedad y aceites perdidos de la piel, aumentan la suavidad y elasticidad, balancean los componentes de la piel y ayudan a evitar la formación de estrías”, dijo Federico Cantillo, creador de En Gadí.
Próximamente se incluirán en el mercado otros productos como shampoo, acondicionador, crema para el cabello y jabón sólido.
“El yogur es una bacteria que se encarga de conservar la leche y a su vez no permite que se formen hongos u otras bacterias, ayuda a absorber mejor las proteínas gracias a los probióticos que contiene y que, por ende, forman un restaurador de la piel”, explicó Ricardo Gerli, gerente técnico de AMSA, empresa desarrolladora de las cremas.
Pueden conseguirse en Farma Natura, Hipermás, y en las macrobióticas de Jumbo Supermercados. Además, puede contactar al teléfono 8819-4111.

Sofía Ramírez
[email protected]