Enviar
Codigo verde

Adrenalina verde

Turubarí Canopy Tour ofrece emoción y ecología muy cerca de San José

A inicio de la década de los 90, Oscar Saborío tuvo la idea de convertir sus terrenos en Turrubares en un parque natural, que ofreciera al turista nacional y extranjero la posibilidad de disfrutar de entretenimiento lleno de adrenalina, pero sin perjudicar el ecosistema que lo rodea.
Turubarí Canopy Tour es diversión, y también una perfecta oportunidad para conocer el bosque seco.
Los terrenos debieron ser reforestados con especies nativas de la zona, y Saborío quería que sirvieran para alimentar a distintos pájaros, como corredor biológico.
Una de las mayores atracciones es el tour de canopy, con cerca de 4,910 pies de largo, siete cables, tres puentes colgantes y varias plataformas, donde los visitantes pueden, por casi una hora, “volar” a 90 kilómetros por hora.
En otro tour de canopy, llamado Cable Sensacional, los visitantes sobrevuelan el Río Grande de Tárcoles, acostados sobre un arnés que los guía por un cable de más de un kilómetro de largo, y a más de 120 metros de altura.
El parque cuenta con todas las facilidades para personas con alguna discapacidad, desde rampas hasta un teleférico, el cual se utiliza para transportar a los visitantes a lo interno del parque, entre una actividad y otra.
También se ofrece un tour guiado por el parque, con mariposario, casa campesina, rappel, escalada y cabalgatas, así como dos restaurantes.
Para empresas, se habilita una sección llamada Oasis, con piscina privada para el grupo, con parrilladas y karaoke.
El parque está por inaugurar otro proyecto pensado inicialmente para niños.
Si desea visitar el parque, puede contactarse al teléfono 2250-0705 o visitar el sitio web www.turubari.com. Se ofrece transporte desde San José.

Sofía Ramírez
[email protected]

Toshiba presentó política de eficiencia energética


La semana anterior, Toshiba presentó su política de eficiencia energética orientada a contribuir con la conservación del medio ambiente en América Latina.
La empresa cuenta varios de los programas que está implementando como parte de su compromiso ecológico, entre los que destaca “Visión Ambiental 2050”, en el cual define al mundo ideal para ese año con “estilo de vida productivo en armonía con la Tierra”.
“Buscamos mantener nuestra alta calidad en equipos de cómputo, pero con el menor impacto ambiental; queremos incrementar nuestra eficiencia en este rubro en un 1.000%”, aseguró Edgar González, director general de la División de Cómputo de Toshiba para América Latina.
Además, impulsa el Take Back, un programa gratuito de reciclaje y reventa para mantener limpio el planeta de desperdicios tecnológicos, facilitando el deshecho responsable de la vieja tecnología.
Eco-Utility permite cambiar a un modo de funcionamiento económico el equipo, reduce automáticamente el brillo de la pantalla y la velocidad del procesador, y administra el consumo eléctrico reduciéndolo para que se pueda ajustar y supervisar el ahorro en tiempo real.
También en el empaque de sus productos se refleja el compromiso, al entregarlos con la menor cantidad de plásticos, tintes y empaques, y a su vez maximiza el uso de insumos reciclables.

Sofía Ramírez
[email protected]
Ver comentarios