Enviar

¿La Wii U nace vieja?

Un año y medio después de anunciarla, Nintendo empieza a venderla en EE.UU. Cómo es

El 25 de abril de 2011 Nintendo anunciaba oficialmente su próxima consola de juegos. El nuevo equipo, se dijo, iba a ser la segunda generación de la Wii: podría correr juegos en alta definición y vendría con un mando en forma de tableta táctil desde donde se podría seguir jugando, aun cuando se apague el televisor.
Pasó un año y medio, y recién la semana pasada la empresa japonesa le puso fecha al lanzamiento de la Wii U.
El 18 de noviembre empezará a venderse en Estados Unidos, y luego irá llegando al resto de los países.
Un año y medio parece demasiado tiempo para las expectativas que generan este tipo de dispositivos. Sin ir más lejos, el mando en forma de tableta, que en abril de 2011 causaba cierta sorpresa, ahora parece apenas un dato más del equipo. Y peor aún, usa tecnología táctil pero no multitáctil, el estándar ya establecido en la industria de tabletas y smartphones.
Y entonces se dividen las opiniones, entre quienes creen que la consola inaugurará una nueva era del entretenimiento digital, y quienes la consideran apenas una actualización que Nintendo debe hacer solo para poder competir en relativa igualdad de condiciones frente a sus dos grandes competidores: Sony (con la PlayStation 3) y Microsoft (con la Xbox 360), que en los últimos años le sacaron ventajas a fuerza de nuevas tecnologías e innovación.
Lo cierto es que Nintendo apuesta todo al nuevo mando, al que llamaron Wii U GamePad y presentan como una “segunda ventana al mundo de los videojuegos”.
De solo medio kilo, el GamePad en forma de tableta incluye control de movimiento, cámara, micrófono y parlantes. Y permite controlar los juegos que aparecen en la TV con los dedos sobre la pantalla, o con un pequeño lápiz plástico.
Además, muestra en la pantalla imágenes diferentes de las que se ven en el televisor, lo que permite jugar de a dos, y que cada participante tenga su propio punto de vista.
El mando es lo que efectivamente diferenciará a la Wii U, aunque últimamente surgieron algunas críticas de los “gamers” con respecto a la “jugabilidad” de un control de estas características.
La nueva Wii U saldrá al mercado en dos versiones, una con ocho gigabytes (GB) de almacenamiento interno que en EE.UU. tendrá un precio de $300 y otra con 32 GB que costará $50 más. Además, a partir del 28 de octubre la Wii tradicional bajará de precio, quedando solo a $129.

Por Ricardo Braginski
[email protected]

Desde Buenos Aires, Argentina
Ver comentarios