Coca-Cola usará dos pozos de agua para mantener producción en Liberia
Enviar

Coca-Cola arrancará la planta que instaló hace 50 años en La Uruca para trasladarla a Guanacaste, provincia que ha sido golpeada por la escasez de agua debido a las condiciones climáticas en los últimos años.

La magnitud de la situación es tal que Acueductos y Alcantarillados (AyA) y el Gobierno están trabajando proyectos de construcción de nuevos sistemas para contrarrestar los efectos de la sequía en Liberia y seis comunidades más.

Aunque la empresa confirma que las operaciones de producción de concentrados son poco intensivas en el uso del líquido natural, están conscientes del faltante de este para el comercio y el sector turístico, por lo que tomarán medidas para mantener su planta.

Para el abastecimiento de las instalaciones que medirán más de 34 mil m², Coca-Cola utilizará pozos propios para la producción y se reforzará el consumo con otros pozos que están dentro de la zona franca Solarium, donde se levantarán las nuevas instalaciones.

Además para el manejo de inodoros, sistema de riego y torres de enfriamiento, reusará las aguas industriales como medida.

“Sí hubo planificación previendo este tema y se usarán pozos autorizados. Un embotellador de cualquier producto usa más agua, pero trabajamos concentrados y la planta usará equipo de alta tecnología que ahorra recursos”, destacó William Segura, gerente de Asuntos Corporativos y Comunicaciones de Coca-Cola Centroamérica.

Para tomar la decisión de llevar las operaciones hasta Guanacaste pesó más el tema del aprovechamiento logístico, la cercanía con el aeropuerto internacional Daniel Oduber, la facilidad para llegar a otras partes de Centroamérica y el compromiso de invertir fuera de la GAM.

Con la entrada en operaciones de la nueva planta en Liberia, que se estima será el 1 de enero de 2020, se cerrarán las puertas de las instalaciones que funcionaron por 50 años en La Uruca.

En ella se trabajan paquetes de concentrados para hacer la bebida Coca-Cola, es decir, se producen bolsas con el sabor, azúcar y otros ingredientes que lleva la receta de la bebida, los cuáles se exportan hasta las embotelladoras en Centroamérica, el Caribe, México, Brasil, Argentina, Chile y la Unión Europea.

La apertura en Guanacaste generará más de 130 empleos directos, y entre 60 y 100 trabajos indirectos relacionados con las alianzas que podría hacer la empresa con proveedores locales, para compra de ingredientes y productos necesarios.

El objetivo de la marca es que las personas que trabajan en la productora de San José puedan trasladarse a la provincia costera; aunque no han hecho las propuestas formales, los colaboradores podrían recibir incentivos de alojamiento para seguir trabajando a partir del año 2020 en Guanacaste.

La planta que será dos veces más grande que la ubicada en San José permitirá duplicar la producción, de acuerdo con los voceros de la compañía.

“Con la inversión de $50 millones que está realizando Coca-Cola en la nueva planta tenemos el objetivo de duplicar las exportaciones para 2024”, dijo Roberto Mercadé, presidente de Coca-Cola para Latinoamérica y Centroamérica.

Medidas para uso del agua

Conscientes de la situación que pasa la provincia y en busca de la certificación ecológica LEED Silver, Coca-Cola aplicará estrategias para racionar el uso del agua en:

  • Inodoros
  • Sistema de riego
  • Torres de enfriamiento
  • Producción

Fuente: Coca-Cola


Ver comentarios