Clientes de Bancrédito tienen hasta hoy para retirar ¢13,5 mil millones
“Bancrédito continuará con negocios tales como la administración de fideicomisos y de las tiendas libres del Instituto Mixto de Ayuda Social”, aseguró Gerardo Porras, gerente general de la entidad financiera. Gerson Vargas/La República
Enviar

Los clientes del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) acumulan un saldo de ¢13,5 mil millones en sus cuentas de ahorro y corrientes, que deberán retirarlo antes de que termine el día.

De no hacerlo, el dinero irá a un fideicomiso y solo podrán sacarlo mediante un reclamo formal.

Hasta este momento, se retiró el 78% de la cartera total de cuentas de ahorros y corrientes en colones y el 81% del total en dólares.

El monto en millones de colones no lo harán público hasta que se termine esta tarde-noche el plazo establecido para sacar la totalidad de los recursos.

“Consideramos que otorgamos mucho tiempo para que las personas de una manera ordenada y sin tener que correr realizaran sus retiros y recomendamos que lo hicieran de forma electrónica para mayor seguridad y evitar contratiempos”, destacó Gerardo Porras, gerente general de Bancrédito.

A partir de hoy, también cerrarán todas las sucursales del país y 46 cajeros automáticos. La venta de esos activos o su alquiler generará ingresos por ¢17 mil millones.

Estas acciones forman parte del proceso de transformación que sufre Bancrédito desde el 26 de mayo, cuando el Gobierno acordó con la junta directiva suspender la intermediación financiera y anunciar otras actividades a partir de diciembre.

Entre estas sobresalen: la administración de fideicomisos; de las tiendas libres del Instituto Mixto de Ayuda Social; las tarjetas prepago; la venta de seguros; la recaudación del impuesto de salida y la venta de bienes adjudicados.

También como parte de esos cambios, a partir de hoy se suspenderán otros servicios financieros como la entrega de cheques de gerencia; cuentas en bancos al exterior; compra y venta de dólares y el servicio de buzón nocturno.

Tampoco se volverán a pagar pensiones, planillas de empresas, salarios a trabajadores del Estado ni el cobro automático de servicios públicos.

Las personas que tengan préstamos pendientes deberán esperar a ver qué decisión tomará el banco, el cual ya está negociando con otras entidades financieras públicas y privadas la venta de su cartera de crédito.

“Las instituciones que adquieran la cartera asumirán la administración y cobro de los préstamos respectivos, pero a los clientes ya sean personas físicas o jurídicas se les va a informar personalmente en cuál institución financiera tendrán que seguir pagando. Estamos procurando que se mantengan con las mismas condiciones”, aseguró Porras.

El cierre de las sucursales dejó desempleo. Cerca de 50 funcionarios se acogieron desde enero a la movilidad laboral y 400 más serán desvinculados como parte de la reestructuración. Dicha medida generará un ahorro aproximado de ¢450 millones en la planilla, a partir de agosto.

Las personas que serán desvinculadas de la institución por ahora están en preaviso, pero el estimado de cesantía a pagar es de ¢4 mil millones.

El plan de reestructuración se envió hace un mes a la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), la cual devolvió observaciones a la junta directiva, que seguirán impulsando los cambios de acuerdo con las recomendaciones.

“No le corresponde a la Sugef aprobar o no los cambios, únicamente evaluamos la razonabilidad de las acciones propuestas para cumplir con los objetivos perseguidos y los enviamos a la junta directiva tomando en consideración la salvaguarda de la estabilidad del sistema financiero, los ahorrantes y los depositantes”, aseguró Javier Cascante, superintendente de entidades financieras.

Medidas tomadas


Durante los últimos meses, tanto el Gobierno como la junta directiva aprobaron una serie de decisiones para mantener abierta la entidad financiera, luego de que las utilidades cayeran en agosto del año pasado.

Agosto 2016
Las utilidades caen ¢14 millones, una reducción del 99% frente a 2015, principalmente por créditos malos

Setiembre 2016
Sugef pide un plan de acción para corregir el deterioro financiero

Enero 2017
Bancrédito reporta una pérdida mensual de ¢591,6 millones y está a un paso de caer en “irregularidad financiera”

Mayo 2017
Gobierno anuncia transformación del banco y su salida de la intermediación financiera a partir de diciembre

Junio 2017
Bancrédito deberá presentar un plan de acción para sus operaciones y obligaciones

Julio 2017
Cierre de sucursales y 46 cajeros automáticos
 

Ver comentarios