Enviar
Mexicana con 100 mil clientes, española guarda sus cifras
Claro y Movistar cumplieron un mes de acomodo

Tras etapa de lanzamiento, firmas buscarán ahora consolidación

A un mes de haber lanzado oficialmente sus operaciones en el país, las firmas de telefonía celular Claro y Movistar sobrepasaron ya el periodo de acomodo y se alistan ahora para consolidar sus operaciones.
En este periodo ambas firmas tuvieron que atravesar un proceso de ajustes de sus equipos tecnológicos para ponerlos a tono en comunicación con las redes de su competencia, así como superar las primeras quejas sobre sus servicios.
En el camino, Claro estaría alcanzando alrededor de 100 mil clientes. Por su parte la española Movistar prefiere guardarse el dato, aunque algunas estimaciones extraoficiales dan cuenta de una cifra similar.
Tanto Claro como Movistar arrancaron operaciones sin haber completado el 100% de sus redes celulares, lo cual pese a representar un riesgo en cuanto a credibilidad prefirieron hacerlo aprovechando la coyuntura económica de la época.
Esto les ha generado algunas críticas de parte de consumidores especialmente de áreas alejadas al Valle Central, donde la cobertura celular es menor.
De hecho ya Movistar cuenta con al menos dos expedientes abiertos en la Superintendencia de Telecomunicaciones por quejas de los usuarios.
A ello se le suman algunos problemas para comunicarse entre las redes de ellas mismas, especialmente en mensajería de texto, aspectos que se han venido resolviendo en el camino.
No obstante, ambas han gozado de buena aceptación principalmente al dar un servicio de datos con mejores velocidades que las ofrecidas hasta hace algunos meses en el mercado y con mayores opciones para elegir teléfonos y planes.
“Hemos tenido un recibimiento muy positivo de los consumidores. Nos hemos acercado al público para interactuar con él y dar a conocer a Movistar… en Costa Rica el consumidor es sumamente exigente y conoce sobre la tecnología”, dijo Matías Señorán, gerente de Comunicación de la firma origen español.
“En nuestras tiendas ha habido una gran aceptación por parte de los clientes, tanto en la oferta de postpago con el primer año con 50% de descuento y la promoción de prepago donde el consumidor obtiene ¢4 mil de recarga, mes a mes”, replicó por su parte Ricardo Taylor, director de Claro.
Ahora, ambas empresas comienzan a enfocarse en su etapa de consolidación y expansión, lo cual implica no solo responder a las estrategias hasta ahora fuertes de Kölbi, del Instituto Costarricense de Electricidad, sino también de cumplir con varios pendientes.
Entre ellos el principal es el desarrollo de su red de torres, la cual no ha sido completada debido a la negativa política en varias municipalidades.

Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios