Circunvalación sin presas... todavía no
La rotonda de las Garantías Sociales se torna complicada en las tardes.
Enviar

Hay dinero para las obras pero licitaciones atrasaron

Circunvalación sin presas... todavía no


Urge ampliar cuatro sectores en la Circunvalación y construir pasos a desnivel en las rotondas que faltan, y para hacerlo se deben diseñar los proyectos, licitar las obras de forma más sencilla y por último arrancar.

201309192309360.n44.jpg
La rotonda de Paso Ancho es uno de los puntos críticos de la Circunvalación donde se debe construir un paso a desnivel
Si usted es uno de los 65 mil conductores que transitan a diario por esta importante ruta, conoce muy bien los lugares donde se hacen presas —rotondas de Paso Ancho, Zapote y Juan Pablo II—, además sabe muy bien que el cruce de Guadalupe no es un buen punto para quedarse en el semáforo.
Aunque existen recursos provenientes de dos créditos con el BID y el BCIE para desarrollar estos importantes proyectos viales, lo cierto es que durante varios años quedaron olvidados.
Apurar los diseños de algunos proyectos, acelerar las expropiaciones y arrancar la construcción de los pasos a desnivel es la alternativa que solucionaría el complicado tráfico por Circunvalación.
Para hacerlo se necesita, primero, darle la importancia real y ver la urgencia de desarrollar las obras para mejorar esta fundamental ruta.
Luego, se deben simplificar los procesos de contratación, utilizar sistemas más prácticos que ayuden a superar con facilidad las entrabadas licitaciones.
Además, para que esta estrategia funcione se deben desarrollar diseños modernos y apegados a un presupuesto que no aumente en el futuro para evitar que se paralicen las obras debido a la falta de recursos.
Finalmente, lograr que estos proyectos sean previsivos y no busquen solucionar un problema vial presente, sino más bien que se constituyan en una mejora para el futuro.
El dinero para desarrollar estos proyectos fue aprobado hace cinco años en un préstamo de $850 millones que el BID le otorgó al país para desarrollo vial.
Esta millonaria inyección de recursos se dividió en dos paquetes de proyectos, el primero de ellos es el que contempla todas las mejoras en la ruta de Circunvalación.
Otra parte del capital proviene del BCIE y consta de $340 millones.
Desde 2009, la maraña legal, los atrasos en las licitaciones y los complicados procesos para expropiar provocaron que poco a poco se fueran postergando las urgentes mejoras.
Se trata de los puentes elevados en las rotondas de Paso Ancho —donde siempre hay presa— y la de Zapote —complicada en horas pico— ya con licitación y a la espera de que se hagan los diseños.
Otra obra importante es la ampliación a cuatro carriles del paso entre Pozuelo y la rotonda Juan Pablo II, con sus respectivos accesos, este proyecto también fue adjudicado a una empresa, pero quedan pendientes.
En el caso de la construcción del paso elevado entre la entrada de Derecho de la UCR, la rotonda de la Bandera y el cruce de Guadalupe, faltan contrataciones y los diseños de las obras.
Aunque todos los proyectos tenían —en el papel— fechas de inicio y finalización diferentes, todas estas obras ya debieron empezar de acuerdo con el plan inicial presentado por el Mopt.
Actualmente todos los proyectos del BID están licitados, en el BCIE faltan algunos diseños, es difícil que este gobierno inicie con las obras, pero esperamos dejarle al próximo el paquete de aprobaciones saliendo de la Asamblea para que se puedan ejecutar, explicó Pedro Castro, ministro de Obras Públicas.
Hace diez meses estos proyectos estaba olvidados en la gaveta del ministro del Mopt y por supuesto pasaron al segundo plano debido al escándalo de la Trocha.
Retomar y encaminar estos paquetes de obras viales no ha sido sencillo, pues cada paso a desnivel, puente o tramo de carretera tiene un avance distinto y otros ni siquiera han empezado los trámites.
Sin embargo, se espera que entre diciembre de este año y diciembre de 2014 den inicio las mejoras por las que claman los conductores cada vez que cruzan desde San Pedro hasta Santa Ana o desde Pavas hasta Goicoechea por la Circunvalación.
Construir los proyectos pendientes de la Circunvalación con el dinero destinado por bancos internacionales sería la mejor forma de iniciar las mejoras a la desgastada red vial nacional.
Mientras esto ocurre es mejor llenarse de paciencia y soportar las cotidianas presas de la capital que colapsa en horas pico.

201309192315220.n444333.jpg
En horas pico el paso entre Desamparados y la rotonda de Zapote se llena de presas. Esteban Monge / LA REPÚBLICA

201309192309360.n44444.jpg

Manuel Avendaño
[email protected]

 

Ver comentarios