Choque de poder a poder
Enviar
Choque de poder a poder
Gigantes-Dodgers, duelo abierto, hoy inician serie crucial

Por cada batazo en San Francisco, se responde con otro en Los Angeles; un gane de la novena de Bruce Bochy, se responde con otro de la de Don Mattingly respectivamente, con la consistencia justa y necesaria, de esa manera los Dodgers mantienen el paso de los Gigantes por el primer sitio de la división Oeste de la Liga Nacional.
Una lucha de tú a tú es la protagonizada por las dos franquicias, con apenas medio juego de diferencia para los de la bahía, sin contar resultados de ayer, tendencia que se viene dando desde antes del Juego de Estrellas a mitad de temporada, donde ninguno ha logrado separarse sustancialmente del otro. Sus últimos resultados son igual de parejos.

Tomando en cuenta las diez fechas anteriores, los Gigantes ganaron seis juegos y perdieron cuatro, mientras que Dodgers triunfó en siete y cayó en tres; sin embargo, todo podría empezar a definirse a partir de hoy cuando estas novenas se midan entre sí en una serie de tres juegos hasta el miércoles.
Para los líderes del oeste esta fecha es clave, pues les daría tranquilidad y oxígeno, además de sacarse la presión de no vencer a sus vecinos en la segunda mitad de la temporada. Desde ese momento, los tres enfrentamientos entre ambos se resumen a una barrida de los “Esquivadores” en julio. Luego del miércoles quedarán otros seis juegos más donde se verán las caras.
Como si no fuera suficiente la disputa, ambos cerrarán su temporada regular con otra tríada con tintes de auténtica final, si es que las cosas persisten de este modo para estas novenas hasta el 1° de octubre. Hasta entonces aún pasará mucha agua por el río.
Esta pugna no se resume solo por el deseo de clasificar a la postemporada, sino que debido a su añeja rivalidad, ganar la división y conseguir el boleto a costillas del rival clásico trae un sabor especial, más aún si tomamos en cuenta que el segundo en esa zona tendrá una dura lucha por el comodín.
Todo hace indicar que la lucha por esa plaza la sostendrán con Bravos, Piratas y Cardenales, entre los cuales apenas existe un juego de diferencia por conseguir el boleto final a la postemporada de la Liga Nacional. Posición nada despreciable recordando que fue la usada por San Luis el año pasado para salir a la larga campeón en el clásico de octubre.
Un grave punto contra los “Giants” es la suspensión de 50 juegos que pesa sobre el jardinero dominicano Melky Cabrera por uso de testosterona, quien impulsaba y defendía el primer lugar de su escuadra con sus grandes números y su favoritismo a ser el jugador más valioso de la temporada.
Cabrera lidera la Liga Nacional con 159 hits y marchaba segundo en promedio de bateo, detrás de Andrew McCutchen de los Piratas hasta que le cayó el castigo que seguirá hasta los “playoffs” inclusive. El se encuentra apenas a cinco hits de llegar a los 1.000 en su carrera.
“Lamento profundamente mi error y ofrezco una disculpa a mis compañeros, a la organización de los Gigantes de San Francisco y a los aficionados por decepcionarlos”, indicó el toletero tras la sanción.
Otros como Buster Posey, con 19 jonrones en la temporada, Pablo Sandoval en la tercera base, además del impecable Matt Cain y Tim Lincecum desde la lomita, deberán cargar con la responsabilidad.
Por su parte el conjunto de Mattingly, más bien se ve avivado por la incorporación de valores como el dominicano Hanley Ramírez, quien llegó desde los Marlins con un poco de dudas, pero ha demostrado ser un activo importante para los angelinos.
En el juego del sábado anterior, el tercera base impulsó cuatro carreras con dos cuadrangulares, para contribuir en el triunfo de su equipo seis a dos ante los Bravos, por lo que sus acciones suben dentro del diamante, así como la confianza para sus parciales.
“Hanley Ramírez probará ser un activo valioso para la batalla de los Dodgers por la corona de la División Oeste de la Liga Nacional. Ellos han estado recibiendo producciones abismales de sus torpederos y antesalistas. Si los Dodgers llegan a la postemporada, estarán mirando hacia Ramírez para que lidere su ofensiva, que ha sido poco brillante este año”, comentó Bill Baer de ESPN al respecto.
Hay muchos motivos para afirmar que esta lucha sin cuartel puede ser la más emocionante para el cierre de la temporada regular de todo el béisbol, no solo por la poca diferencia entre ambos sino por su histórico feudo, por lo que vale recordar las palabras del mítico Buck Canel, “No se vaya nadie, que esto se pone bueno”.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios