Chope y Piojo se juegan el pellejo
El técnico Paulo Wanchope no da muestras de su aporte positivo en el planteamiento costarricense.
Enviar

Chope y Piojo se juegan el pellejo

Los técnicos de Costa Rica y México podrían dirigir su último encuentro en caso de no ganar

El partido entre ticos y aztecas el próximo domingo en Nueva Jersey podría ser el último para sus técnicos bajo el mandato de sus selecciones.
El costarricense Paulo Wanchope y el mexicano Miguel “Piojo” Herrera tienen algo en común, están viviendo momentos amargos y son fuertemente criticados y cuestionados. El nacional se muestra muy apático y confía en un proceso que no levanta ni con la “pastillita azul”. Por el otro lado, Herrera no pasa un partido sin reclamarle al árbitro al concluir los encuentros.


Los dos equipos, firmes candidatos a ganar la Copa Oro, han quedado a deber. Costa Rica avanzó gracias a sus tres empates, y no suma un solo triunfo; México sumó una victoria ante una selección cubana sin seis jugadores titulares y su entrenador, y dos empates, uno frente a Guatemala y ante el cuadro trinitense.
El cuadro tico ya se midió hace apenas unos días al Tri en donde empataron a dos en un partido intenso y donde la Sele dejó ir una ventaja de dos goles en menos de cinco minutos.
En esa ocasión, Giovani Dos Santos y Javier Hernández fueron artífices del empate, afortunadamente ambos atacantes estarán ausentes debido a lesiones.
Ambos combinados juegan en suelo árido desde hace bastante tiempo. El combinado nacional suma nueve compromisos sin victorias y aún no logra ganar en 2015, mientras que en los últimos diez partidos que ha disputado el cuadro azteca, solo cuentan con un triunfo, siete empates y dos derrotas.
Incluso, el combinado tricolor está a cinco juegos de igualar la marca más deficiente de su registro, la cual se dio entre 2007 y 2008 con Hernán Medford a la cabeza.
En la otra acera, medios mexicanos criticaron con dureza la actuación del seleccionador Herrera y la actitud de sus jugadores en el enloquecido empate 4-4 ante Trinidad y Tobago.
Página de vergüenza, ridículo, eran algunos de los calificativos que utilizaron para describir a su escuadra.
En Copa Oro, el cuadro azteca ha marcado diez goles contra los cuatro recibidos el miércoles anterior ante Trinidad, mostrando dominio en la zona de Concacaf, pese a que los resultados no han sido los esperados.
Además, siguen siendo favoritos los norteamericanos, mostrando un fútbol agresivo en ofensiva, monopolizando el balón y demostrando que tiene peligro por todos los flancos, simplemente que carece de contundencia y peca en zona baja.
“Primero vamos a pensar en terminar este torneo bien, a lo mejor no llego a agosto”, mencionó el estratega sobre él y sobre los rumores de que lo quieren fuera del banquillo.
La realidad es que México tiene ventaja, puesto que arma mucho en ataque y es constante en su generación de llegadas; los ticos no han mostrado nada, pero son emocionalmente inestables y eso hace que cada vez que juegue la Sele sea un acertijo predecir el futuro.
Ambas naciones se han visto las caras en seis ocasiones en Copa Oro con un saldo de cuatro derrotas para la Tricolor y dos empates. Además de 11 goles a favor de los mexicanos y tres de los ticos. Nunca les hemos ganado en este torneo, pero qué mejor momento que este para reponerse y de una vez por todas ganar el campeonato de la región.

Walter Herrera
[email protected]


Ver comentarios