Logo La República

Jueves, 21 de marzo de 2019



COLUMNISTAS


CHISPORROTEOS

Alberto Cañas [email protected] | Miércoles 30 junio, 2010



CHISPORROTEOS


El colega de La Machaca se ha preguntado por qué no acreditan al Embajador de Costa Rica en Italia como embajador ante el Vaticano. La respuesta es que antes se hacía, pero ahora el Vaticano no acepta esa duplicación.
El domingo se publicó un hermoso mural que Paco Amighetti pintó para la Casa Presidencial de entonces en 1949, y que ahora pertenece al Museo de Arte Costarricense. Y la publicación, en La Nación, dice que ese mural se llama La Agricultura. No sigan siendo hipócritas, señoras y señores. Ese mural es uno de los tres que la Junta Fundadora encargó a pintores eminentes sobre temas relacionados con la guerra civil del 48. Nada de agricultura, señoras y señores: en el fondo del mural está claro que versa sobre la masacre que el nefasto Áureo Morales hizo en las playas de Dominical durante la guerra. Nada de agricultura: homicidio colectivo llevado a cabo por las fuerzas militares de un régimen antropófago. ¿Cuándo aprenderemos que la guerra del 48 es un hecho importante de la historia patria y no un pleitecillo político del que no se debe hablar porque “vai se resiente alguien”?
Han estado molestando a los actuales diputados porque están pensando tomarse un respiro de ocho o quince días, y los critican porque dicen que las vacaciones sólo se toman después de 52 semanas de trabajo. Si los que están diciendo tal disparate leyeran la Constitución, que buena falta les hace, aprenderían que en su artículo 116 sólo obliga a los diputados a trabajar seis meses al año. Y el resto del tiempo sólo que el Poder Ejecutivo los convoque. De manera que después de trabajar tres meses, tiene una vacación constitucional de uno, y después de otros tres meses, una vacación de cinco. Vacaciones que el Ejecutivo puede cancelar, eso sí.
Tengo una fórmula para aumentar el salario de los diputados sin problemas y es extraño que no se les haya ocurrido a los hambrientos que quieren ganar más. Pero no la voy a explicar sino en el año 2013, cuando se los comunicaré a los del PAC para que si la aplican, sólo pueda favorecer a los que sean electos en febrero del 14.
Algo que comienza a alarmarme, es que algunos periodistas (y algunos estudiantes universitarios, no lo oculto porque entre mis alumnos he notado el vicio) han decidido que los verbos necesitar y ocupar son sinónimos. Y por ejemplo, cuando en el curso del Campeonato Mundial de Futbol algún equipo necesita ganarle a otro para clasificar, ya en La Nación se dejaron decir que “ocupa” ganarle al otro.
Necesitar, según el Diccionario de la Academia, es “tener precisión o necesidad de algo”. Y necesidad, “aquello a lo cual es imposible sustraerse, faltar o resistir.
Ocupar, según el mismo diccionario, es “tomar posesión o apoderarse de un territorio, de un lugar, de un edificio… () llenar un espacio o lugar… () dar qué hacer o en qué trabajar”.
Pero algunos ticos quieren convertir esos dos verbos en sinónimos.

Alberto F. Cañas
[email protected]


NOTAS ANTERIORES


¿Turismo en Limón?

Miércoles 20 marzo, 2019

Hace unos quince años el gobierno obtuvo una donación de $80 millones del Banco Mundial para fina...

Cinco estados

Martes 19 marzo, 2019

Hay, al menos, cinco estados en los que hemos encontrado a la comunidad empresarial costarricense...