Enviar
China exige cancelación de cita
China se opone firmemente a reunión de Obama y Dalái Lama el próximo jueves

China ha exigido a EE.UU. que suspenda de inmediato la reunión entre Barack Obama, presidente estadounidense, y el Dalái Lama, informó ayer Ma Zhaoxu, portavoz del Ministerio de Exteriores, en unas declaraciones recogidas por la agencia oficial Xinhua.
“China se opone firmemente a la visita del Dalái Lama a los EE.UU. y a cualquier contacto de éste con líderes estadounidenses”, agregó Ma.
El portavoz de Exteriores instó a EE.UU. “a comprender la gran sensibilidad de las cuestiones relacionadas con el Tíbet, cumpla con su compromiso de reconocer al Tíbet como parte de China y se oponga a la independencia del Tíbet”.
Robert Gibbs, portavoz presidencial de la Casa Blanca, informó el jueves de que el presidente de EE.UU. recibirá al Dalái Lama el próximo día 18.
Por otro lado, el Gobierno tibetano en el exilio mostró ayer su satisfacción por la próxima reunión el Dalái Lama y Obama.
“Damos la bienvenida al encuentro entre el presidente Obama y el Dalái Lama. Esta reunión alentará el diálogo entre China y las autoridades tibetanas”, dijo a Efe por teléfono Thubten Samphel, portavoz de la Administración Central Tibetana, con sede en el municipio indio septentrional de Dharamshala.
En opinión de Samphel, la reunión significa que EE.UU. “está asumiendo la responsabilidad” de facilitar el diálogo entre ambas partes para resolver el conflicto del Tíbet.
Mientras, Tenzin Taklha, portavoz del Dalái, citado por la agencia india IANS, aseguró que la reunión muestra “la preocupación” del Gobierno de EE.UU. por la causa tibetana.
A principios de este mes, enviados del Dalái Lama reanudaron en Pekín el diálogo suspendido durante 15 meses con representantes del Ejecutivo chino.
Ninguna de las rondas de diálogo chino-tibetanas iniciadas en 2002 ha supuesto avances significativos en el contencioso que enfrenta a China con los líderes tibetanos exiliados en el norte de la India desde 1959.
Tenzin Gyatso, el XIV Dalái Lama, reclama una mayor autonomía para el Tíbet, pero el Gobierno chino considera que en realidad esconde objetivos separatistas.
Obama rehusó encontrarse con el líder espiritual tibetano durante la última visita de este último a Washington el año pasado para evitar tensiones diplomáticas con Pekín antes de la visita de Estado que efectuó a China en noviembre.
Durante ese viaje, no obstante, insistió a las autoridades chinas en que se iba a reunir en el futuro con el Dalái Lama, defensor de la autonomía tibetana y a quien Pekín acusa de buscar la independencia de ese territorio.
El pasado 30 de enero Pekín suspendió sus intercambios militares con EE.UU. en respuesta a su plan de vender armas a Taiwán.
El apoyo de EE.UU. a Rebiya Kaader, líder uigur, el proteccionismo comercial, el cambio climático, los derechos humanos, la revaluación del yuan, o el reciente conflicto entre Pekín y la compañía estadounidense Google, son otros de los asuntos espinosos que dificultan las relaciones entre las dos potencias.

Pekín
EFE
Ver comentarios