China e Irán firman acuerdo petrolero
Enviar
China e Irán firman acuerdo petrolero


Beijing -- China Petrochemical Corp. firmó un acuerdo de $2 mil millones para desarrollar el yacimiento petrolero Yadavaran de Irán, con lo que avanzaron las perspectivas de un contrato para la venta de gas natural licuado a la economía de más rápido crecimiento del mundo.
El yacimiento producirá 85 mil barriles al día en cuatro años y otros 100 mil barriles al día tres años después, informó la agencia oficial de noticias de China, Xinhua, citando declaraciones hechas el domingo por el ministro de Petróleo iraní, Gholam Hossein Nozari. En virtud de un acuerdo inicial del 2004, China le pagaría a Irán hasta $100 mil millones en 25 años por gas natural licuado y petróleo y una participación de 51% en Yadavaran.
Sinopec Group, como se le conoce a China Petrochemical, espera hablar sobre los suministros de gas natural licuado “más adelante”, dijo ayer la agencia estatal iraní de noticias, IRNA, citando a Zhou Baixiu, director general de la división de exploración y producción internacional de Sinopec Group. China está “dispuesta” a comprarle gas natural licuado a Irán, dijo Zhou.
China, miembro del consejo de seguridad de la ONU con derecho a veto, ha resistido la presión de Estados Unidos de aislar a Irán e imponer una tercera ronda de sanciones internacionales por el programa nuclear del país. El Gobierno chino quiere que sus productores de petróleo y gas intensifiquen su búsqueda mundial de recursos energéticos para satisfacer el creciente consumo nacional, impulsado por una economía que creció 11,5% en el tercer trimestre.
“Este es un acuerdo comercial, no creo que China se preocupará por las tensiones políticas entre Estados Unidos e Irán”, dijo Victor Shum, director primero de la consultoría energética Purvin & Gertz Inc. de Singapur. “Las noticias de que Irán probablemente detuvo su programa de armas nucleares en 2003 son una buena señal de que no representa una amenaza inminente para Estados Unidos”.
Sinopec firmó un acuerdo inicial para comprarle 250 millones de toneladas de gas natural licuado a Irán en el curso de 30 años, dijo el 29 de octubre del 2004 a periodistas en Pekín el vicepresidente primero de desarrollo de National Iranian Oil Co., S.M. Hosseini.
El acuerdo de el domingo es el mayor contrato energético entre China e Irán, dijo Ying Xiaodong, analista petrolero de Citic Securities Co.
Zhang Zheng, vocero de asuntos internacionales de Sinopec Group, dijo ayer desde Pekín que no está “autorizado a revelar información sobre el proyecto iraní”.
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, pidió el 8 de diciembre a los aliados de Estados Unidos “intensificar” la presión económica y diplomática sobre Irán para que suspenda el enriquecimiento del uranio sin propósitos de armas nucleares y que permita verificar que no ha reanudado un programa de armas nucleares.
Irán no le ha demostrado al mundo que ha estado desarrollando tecnología nuclear exclusivamente con propósitos pacíficos, dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el 7 de diciembre.
El acuerdo con Sinopec demuestra que las afirmaciones de Estados Unidos de que las compañías internacionales no están dispuestas a invertir en Irán no tienen fundamento, dijo la IRNA, citando al ministro de Petróleo. El acuerdo con Sinopec fue demorado por las “duras negociaciones comerciales” y no por la amenaza estadounidense de sanciones, dijo la agencia.


Ver comentarios