China lidera defensa de comercio actual frente a Estados Unidos
En las reuniones celebradas en Alemania para discutir el comunicado del G-20, los funcionarios chinos fueron los que más insistieron en un compromiso con el sistema basado en reglas que representa la Organización Mundial del Comercio.
Enviar

China está al frente de una dura defensa del actual sistema de comercio mundial en las conversaciones del Grupo de los 20 y rechaza las demandas de Estados Unidos de abandonar los acuerdos multilaterales.

En las reuniones celebradas en Alemania para discutir el comunicado del G-20 –una especie de declaración de misión para la economía mundial—, los funcionarios chinos fueron los que más insistieron en un compromiso con el sistema basado en reglas que representa la Organización Mundial del Comercio, dijeron funcionarios con conocimiento de las tratativas.
Las personas pidieron que no se revelara su identidad porque las discusiones no son públicas. Un portavoz de la delegación china no pudo ser contactado para que efectuara declaraciones.


Hasta ahora las lecturas que llegan de Baden-Baden ponen de relieve dos cosas. La delegación estadounidense bajo la dirección del secretario del Tesoro Steven Mnuchin está comprometida con el proceso, a pesar de haber sido enviada por un gobierno joven que ha criticado el multilateralismo y que todavía está elaborando su agenda política; y China continúa posicionándose como un defensor declarado del sistema de comercio mundial conforme a las normas de la OMC.
"Esta es la sala donde se deben tener esas conversaciones", dijo en Bloomberg Television Robert Kimmitt, exsubsecretario del Tesoro de Estados Unidos durante el gobierno de George W. Bush.
"Creo que el comunicado dará garantías a los mercados porque, al fin de cuentas, Estados Unidos solo tiene éxito como parte de una economía global exitosa".

Comercio justo
El hecho de que China ponga el foco en el statu quo refleja las mejoras económicas que ha tenido la nación bajo el sistema basado en reglas desde que se incorporó a la OMC en 2001.
Los funcionarios estadounidenses han criticado esa estructura: el director del Consejo Nacional de Comercio, Peter Navarro, señaló que el ingreso de China fue lo que produjo gran parte de una desaceleración estadounidense que lleva 15 años. Quieren que el G-20 prometa que el comercio será justo y equitativo.
"A China le ha ido bien gracias al sistema multilateral; ha podido aprovechar las zonas grises", dijo Dominico Lombardi, director de economía global del Centro de Innovación en Gobernanza Internacional de Waterloo, Ontario. "La administración Trump está a favor de la igualdad de condiciones comerciales. En el caso de China, hay quejas por los subsidios, de modo que lo que Washington quiere impulsar es el comercio ‘justo’".
Mnuchin y el ministro chino de Finanzas Xiao Jie tienen previsto celebrar una reunión bilateral en Baden-Baden, dijo uno de los funcionarios del G-20.

“Cuarto oscuro”
Mientras que Donald Trump inició su presidencia disparando contra los acuerdos comerciales regionales y medidas flotantes como un impuesto de ajuste en la frontera, el presidente chino Xi Jinping expuso su posición en el Foro Económico Mundial de Davos este año, cuando dijo que el proteccionismo era lo mismo que "encerrarse en un cuarto oscuro".
Ese sentimiento es compartido por muchos en Baden-Baden. Una propuesta de concesiones mutuas de Alemania, que ocupa la presidencia rotativa del G-20 este año, buscó satisfacer las demandas de Estados Unidos al referirse a "la justicia, la apertura y la inclusión" en el comercio; esta misma fue rechazada por delegaciones como las de Francia, el Reino Unido, Italia, Brasil y la Unión Europea.
"Los que integramos el G-20, el resto del mundo, no estamos a favor del proteccionismo", dijo el ministro francés de Finanzas Michel Sapin a los periodistas el viernes. "Estamos a favor de un comercio internacional libre y regulado, con reglas respetadas por todos".
La intención de Alemania era dar respuesta a algunas preocupaciones estadounidenses para mantener a ese país involucrado en el proceso multilateral, en lugar de aislar y entrar en conflicto con la delegación, dando al gobierno de Trump una excusa para dar la espalda, dijeron personas familiarizadas con el asunto.
"Esto tiene que ver con la manera correcta de formular la apertura del comercio mundial en el comunicado", dijo Schäuble en una reunión informativa con los periodistas el viernes. "Aquí hay algunas sensibilidades."
Los ministros de finanzas y los funcionarios de los bancos centrales no suelen ser las figuras clave en las conversaciones comerciales, pero sus declaraciones normalmente reflejan un consenso. Esta vez, si no pueden ponerse de acuerdo, el tema podría llevarse a una cumbre de líderes en julio.


Ver comentarios