Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


Central Park resistió la turbulencia económica

Redacción La República [email protected] | Viernes 14 agosto, 2009



Proyecto en Escazú inicia su segunda etapa, de la cual está vendido el 50%
Central Park resistió la turbulencia económica
> Flujo de capital requerido para levantar la obra no se vio perjudicado con la restricción crediticia
> Compañía desarrolladora visualiza recuperación del sector a corto plazo


La falta de liquidez y las barreras crediticias se convirtieron en los principales enemigos de la construcción este año. Algunos proyectos que se programaron a corto plazo quedaron rezagados pues los recursos para sus obras escasearon.
Sin embargo, en medio de la turbulencia algunas empresas inmobiliarias anuncian la expansión de sus complejos residenciales tal como Central Park que se edifica en Escazú.
La firma desarrolladora Invercaribe, encargada de este condominio, iniciará la construcción de su segundo edificio, el cual ya fue vendido en un 50%.
Todo el proyecto está compuesto por siete edificios y se estima que en unos cinco años se finiquitarán por completo. La inversión total es de $100 millones.
Una de las variables que han contribuido al dinamismo de este residencial es que el flujo de capital tanto para levantar la obra gris como para apalancar la compra de los clientes no se ha agotado.
“Tenemos dos tipos de financiamiento bancario, uno local y otro extranjero y no hemos tenido problema, lo cual ha ayudado a la consecución de Central Park”, comentó Andrés Taborda, gerente general del complejo.
Otra particularidad es la clientela, en su gran mayoría —un 90%— está conformada por consumidores costarricenses con suficiente capacidad de pago y requerimientos mínimo de financiamiento.
“No se ha presentado especulación en los precios ya que quienes invierten en el condominio lo hacen para vivir en él, no para revender”, aseguró Taborda.
Central Park está ubicado en un terreno de 50 mil metros cuadrados. Está compuesto por siete edificios con 25 apartamentos cada uno, con áreas de 300 metros cuadrados en adelante.
Pese a que Escazú es un cantón con un fuerte dinamismo en proyectos inmobiliarios, la entrada en vigencia del plan regulador limitó en un 70% la disponibilidad de lotes para la construcción, lo cual a los ojos de los inversionistas del desarrollo Central Park es una gran ventaja.
“La competencia es poca, aunque hay otros edificios en condominio, que no tienen el espacio para áreas verdes y comunes que nosotros ofrecemos”, aseguró Taborda.
Por ejemplo unos 38 mil metros cuadrados se destinaron para área boscosa.
La estrategia de la desarrolladora se ha centrado en garantizar la capacidad de financiamiento para los potenciales clientes, variable de la cual algunos competidores carecen en estos momentos.
Las señales de recuperación de la economía tambi
én se han sentido en la compañía ya que en el último mes han logrado un volumen importante de ventas y se han logrado reanudar negociaciones que quedaron pendientes a principios de este año.
“Estimo que para el cuarto trimestre de este año te
ndremos ese efecto rebote, propiciando una mayor demanda en el sector inmobiliario”, indicó Taborda.
Otra fortaleza con que cuenta el proyecto es que el condominio está junto a Avenida Plaza Escazú, que complementa su oferta de vivienda con otras instalaciones de comercio y oficinas.
Por el momento la obra está generando puestos de trabajo para alrededor de 300 personas tanto de forma directa como indirecta.


Karen Retana
[email protected]