Central detalla retos para implementar pago electrónico
Enviar

Las autoridades del Banco Central detallaron una serie de factores críticos que se deben trabajar antes de implementar el pago electrónico en el transporte público (buses y trenes).

Como por ejemplo, contar con un instrumento de pago, que permita la logística de emisión, distribución y mantenimiento de los dispositivos electrónicos; así como una red de recarga en la que se apoya el instrumento para satisfacer las necesidades de fondeo.

La solución para Costa Rica propone el uso de tarjetas que incorporen un chip criptográfico con el estándar EMV (Europay-MasterCard-Visa) y la tecnología de pago por proximidad (contactless), siendo la industria financiera nacional el principal proveedor de instrumentos de pago con la habilitación de esas capacidades.

A la fecha, el parque nacional de tarjetas de crédito y débito es de 8,2 millones, de las cuales 3 millones (37%) han sido dotados de las nuevas tecnologías de pago EMV-contactless, siendo que desde el Banco Central se reconoce el esfuerzo de la banca comercial con el proceso de migración para que todo el parque de tarjetas incorpore esas mismas características a más tardar a diciembre de 2018.

En este proceso, trabajan el Banco Central de Costa Rica, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes-Consejo de Transporte Público, el Instituto Costarricense de Ferrocarriles y la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, que suscribieron en febrero pasado un convenio para el desarrollo del proyecto de sistema de pago electrónico.

Ver comentarios