Censo 2020 serviría para mitigar desempleo LGTBI
La marcha del Orgullo Gay 2018 reunió a miles de personas en San José el pasado 1° de julio. Gerson Vargas/La República
Enviar

Mejorar la calidad de vida del colectivo LGTBI es uno de los objetivos del censo nacional de la población 2020, que ya prepara el gobierno de Carlos Alvarado.

El estudio serviría al Estado para idear políticas inclusivas, tendientes a luchar contra la discriminación y mitigar el desempleo, entre otros factores, de acuerdo con Luis Eduardo Salazar, comisionado gay.

Las variables de orientación sexual e identidad de género serán incluidas en el censo y al mismo tiempo, se llevará a cabo una encuesta específica sobre asuntos LGTBI.

“Históricamente no existe ningún dato sobre la población LGTBI y para generar políticas públicas efectivas, es fundamental tener esa información”, agregó Salazar.

El establecimiento de un mayor puntaje en procesos de contratación con el Estado, además de reconocimientos sociales y hasta fiscales, podrían derivarse eventualmente de la visibilización de la población diversa.

Por otra parte, el estudio que realizará el Estado ayudaría a determinar de una vez por todas el verdadero tamaño de la población gay en Costa Rica, así como la diversidad de la familia costarricense.

Sin embargo, existe temor de que la represión social haga a la población diversa guardar silencio, de acuerdo con sus integrantes.

“No creemos que Costa Rica se vaya a llevar una gran sorpresa sobre el tamaño de población sexualmente diversa, ya que mucha de la gente LGTBI no está preparada para salir del clóset aún, ya que Costa Rica es un país conservador y eso quedó demostrado durante las elecciones pasadas”, dijo Giovanny Delgado, representante del grupo Frente por los Derechos Igualitarios.

En ese sentido, Delgado confía en que la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en torno al matrimonio igualitario en Costa Rica, se resuelva de una vez en la Sala Constitucional.

Si la repuesta es positiva para la comunidad LGTBI, esto ayudaría a que más persones estén dispuestas a compartir su orientación sexual en el censo de 2020. Por el contrario, si la respuesta es negativa, esto haría a las personas contraerse, agregó Delgado.

La comunidad gay tiene más de cinco años esperando a que la Sala IV resuelva varios reclamos en torno al matrimonio igualitario; sin embargo, a la fecha no ha logrado una respuesta, a pesar de que en promedio los magistrados votan usualmente en menos de 17 meses las consultas de constitucionalidad.

Para fomentar que las personas compartan abiertamente su orientación sexual, el colectivo Diversidad le pide al gobierno realizar una campaña nacional antes del estudio.

“Hay mucha gente que en estos momentos no estaría dispuesta a salir del clóset, ya que no ha manifestado su orientación ni en el barrio, ni en sus respectivas familias o trabajos, por lo que mucho menos estaría dispuesta a compartir algo tan privado. Para que se dé un efecto contrario, necesariamente hay que realizar una campaña de conciencia fuerte a través de las redes sociales y otros medios”, dijo Marco Castillo, representante de Diversidad.


Los reclamos

La comunidad LGTBI reclama una serie de derechos civiles de que ya gozan las parejas heterosexuales.


  • Matrimonio gay
  • Adopción de hijos
  • Negociación en cuanto a la custodia de los hijos
  • Solicitud de pensión alimentaria
  • Licencia en el trabajo por matrimonio
  • Toma de decisiones de vida o muerte en caso de hospitalización
  • Reconocimiento en cédula de identidad por orientación sexual y no por sexo
  • Solicitud conjunta de préstamos
  • Derecho a herencia en caso de muerte del cónyuge
  • Separación de bienes en caso de separación
  • Acceso a seguro por la pareja
  • Derecho a pensión por muerte del cónyuge

Fuente Movimiento Diversidad y proyectos de ley








Ver comentarios