Enviar
Hasta 70 ticos por mes acuden a Provida
Células madre: banco de vida
Unas 90 enfermedades se tratan con este procedimiento
Cada vez más costarricenses optan por conservar el cordón umbilical de sus hijos cuando nacen, para utilizarlo en un futuro como parte del tratamiento contra graves enfermedades.
Y es que generalmente este es desechado junto con la placenta y otros residuos orgánicos después de un parto en los hospitales públicos y privados.
La sangre contenida en esa pequeña parte del organismo del recién nacido que utilizó para alimentarse y respirar durante su gestación de nueve meses, es rica en células madre.
Estas son un tipo especial de células que tienen la increíble habilidad de convertirse en cualquier parte del cuerpo humano. Son los ladrillos con que se construye el organismo.
Desde su descubrimiento hace 20 años han comenzado a demostrar la posibilidad de regenerar tejidos, órganos y combatir a la fecha 90 padecimientos congénitos, hereditarios y crónicos.
Su recolección no genera dolor para el bebé ni para la madre, se realiza en menos de cinco minutos, se procesa en 24 horas y almacena a temperaturas de menos de 196 grados centígrados en hidrógeno líquido.
Este procedimiento, propio de películas de ciencia ficción hasta hace poco, lo ofrece en nuestro país el Banco de Sangre de Cordón Umbilical Provida, localizado en Barrio Escalante, San José.
Ahí se conservan unas 2.600 muestras de sangre de cordón umbilical de igual cantidad de pequeños, que en un futuro podrían padecer cualquier tipo de enfermedad.
El servicio se ofrece en todo el territorio nacional, sin importar si el parto ocurre en un hospital público o privado y donde quienes se encargan de la recolección y traslado de las muestras son profesionales de Provida.
“Hablamos del futuro de la ciencia y la ciencia del futuro”, dijo Eliana Vasco, gerente general de Provida.
Los médicos que atienden el parto no tienen que intervenir durante el proceso, sin embargo, este debe realizarse bajo la aprobación de cada centro médico.
El costo por la recolección de la muestra, su traslado, el manejo y el almacenamiento durante un año es de $1.210. Al vencerse este periodo se cancelan $100 anuales por su mantenimiento.
Si los interesados no cuentan con el dinero, pueden solicitar el sistema de tasa cero o minicuotas que ofrece un emisor de tarjetas de crédito o consultar por el sistema de financiamiento propio de la empresa.
“Aunque se pueden recolectar hasta 200 mililitros de sangre en cada cordón umbilical, 20 de ellos son suficientes para asegurar una muestra viable, siempre y cuando el conteo de células madre supere el millón”, aseguró Luis Miranda, director de laboratorio de Provida.
Entre 50 y 70 personas contratan los servicios de esta empresa cada mes y la mayoría de las muestras se recolectan —aunque parezca increíble— en los hospitales México, Calderón Guardia, de Heredia y Alajuela.

Johnny Castro
[email protected]
Ver comentarios