Enviar

Celulares, en la tormenta de ideas

Los diversos equipos traen casi el mismo hardware, pero buscan diferenciarse con funciones innovadoras

201308202231560.cod.jpg
Diferenciarse. Esa es la palabra clave que persiguen los participantes de la industria de los celulares inteligentes. La evolución de estos dispositivos ha llegado a un punto tan alto, que ahora nadie vende más como consecuencia de sumar transistores o pantallas más nítidas. Hoy todos ofrecen prácticamente lo mismo en materia de hardware. Llegó el momento de mostrar nuevos argumentos, innovación.
Y tras ese objetivo marchan todos los jugadores de este mercado que, en lo que va de 2013, sacaron a relucir sus principales ideas: desde el reconocimiento de gestos y la mirada del usuario, hasta cargadores inalámbricos de baterías o resistencia al agua. Y a partir de setiembre se abrirá una nueva ronda de presentaciones de equipos, en la que se espera que los fabricantes muestren más ideas innovadoras.
El que arrancó fue Samsung, cuando presentó la cuarta versión de su teléfono insignia, el Galaxy. La gran innovación fue la introducción de diversos sensores que, atados a nuevas aplicaciones, lograron funciones hasta el momento impensadas. Por ejemplo Smart Scroll, que permite controlar el celular con los ojos: el equipo reconoce cuando lo miran y si uno está ejecutando un video y retira la vista, automáticamente se pone en pausa.
Luego llegó el turno de los celulares de Nokia, empresa que debe exprimir al máximo a sus cerebros, si es que quiere salir del fondo de la tabla de posiciones de ventas de smartphones. La principal innovación que introdujo, en sus equipos Lumia, fue el cargador inalámbrico.
Sony también sorprendió con una innovación vinculada al hardware. El Xperia Z es resistente al agua (y también al polvo). Es capaz, por ejemplo, de sacar fotos y capturar videos adentro de una piscina.
El Moto X de Google y Motorola dio cátedra de simplicidad. No incorpora ninguna característica técnica que deslumbre, pero sí un sistema que siempre está a la espera de que su dueño le hable, y responde a sus indicaciones.
Ahora se esperan más innovaciones. El 4 de setiembre Samsung mostrará su nuevo Galaxy Note, el equipo que inició la moda de los celulares con pantalla de gran tamaño. El mismo día Sony presentaría un smartphone con cámara de muy alta resolución: 20 MP. Seis días después le tocará el turno a Apple, que anunciaría un nuevo iPhone. Y a fines de setiembre Nokia lanzaría nuevos Lumia, con pantallas más grandes.

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina

Ver comentarios