Foto 1
El CUP ya está exigiendo un enfoque mucho más agresivo que el de Artur Mas. SHUTTERSTOCK/LA REPÚBLICA
Enviar
Ver comentarios