Castro a ganar y rezar
La pista La Olla será el escenario del final del Campeonato Nacional de Motocross, donde se espera un espectacular duelo entre Roberto Castro y Tyler Bowers. Cortesía/La República
Enviar

Castro a ganar y rezar

Tico depende del infortunio de estadounidense Tyler Bowers para revalidar el título nacional

La obligación natural de imponerse en los tres hits que se disputarán este fin de semana en la Pista La Olla de Alajuela y la esperanza de que el estadounidense Tyler Bowers sufra algún percance, es la fórmula a la que deberá atenerse Roberto Castro, vigente campeón del Campeonato Nacional de Motocross, si quiere retener su cetro.

201310312235000.a11.jpg
El panorama de Castro se complica una vez se haga efectiva la regla que permite a los pilotos rebajar de su puntuación final los dos peores puntajes obtenidos en el año, situación que afecta seriamente las posibilidades del nacional, puesto que este cálculo lo deja detrás del norteamericano a la hora de cerrar cuentas.
Con 75 puntos en juego y tras los descuentos estipulados, Bowers suma 302 mientras que Castro alcanza 276, lo que arroja una diferencia de 26 puntos. Es decir, que aunque el costarricense gane las tres mangas en disputa, si su rival logra llegar segundo o tercero en esas etapas, se llevaría el título.
La misión es difícil por la constancia y nivel que ha mostrado el estadounidense a lo largo de la temporada, reconoció el mismo Roberto, de quien reconoce es “el rival más fuerte con el que me topo a nivel nacional desde hace un buen tiempo, me ha exigido al máximo”.
El vigente monarca dijo sentirse perjudicado por la resta de puntos hacia Bowers, pues se le quitaron los dos ceros que sumó por no participar en la primer fecha del certamen, momento en el que aún no se encontraba inscrito, por lo que prácticamente no sufrirá rebajos y queda con su puntaje igual, pero entiende que son las reglas del torneo.
“Es una pena que por una cosa de reglamento, yo sea quien debe pagar las consecuencias, pero bueno, eso es parte de esto, esperemos que en el futuro no se repita y a encarar lo que queda, no me puedo quejar pues he tenido un gran año”, comentó el corredor.
Esta reglamentación quedó estipulada desde el arranque del certamen, por lo que Bowers simplemente se benefició de estas condiciones. A Castro, por su parte, se le rebajarán 32 unidades, de dos hits en los que sumó 16 en cada uno. Antes de esto, el tico llevaba una ventaja de seis puntos.
En lo que respecta la carrera, aparte de todo este panorama, el piloto del Team CMX Suzuki afirmó sentirse muy bien y relajado con la preparación hecha, la cual culminó el miércoles con moto y los siguientes días con gimnasio y bicicleta, a sabiendas desde hace varias fechas de que el cierre sería muy estrecho, definido por cualquier error.
“Espero conseguir una gran carrera el fin de semana y mejorar mi desempeño de las últimas tres jornadas, el cual no me gustó, quiero principalmente quedar satisfecho con el esfuerzo hecho”, comentó Castro.
Sin dramatizar más de la cuenta ni hacerse mucho menos, Castro prefiere reservarse opiniones hasta no ver la última bandera de cuadros del torneo, pues la constancia de ambos no da para pensar en imprevistos, pero una falla mecánica o humana siempre es una amenaza, consideró.

Un hecho al que debe darse importancia es el cambio de sentido que sufrió el circuito en La Olla, dado que correrá en el modo contrario al que usualmente lo hacen, lo que suma un desafío más para los pilotos por el poco de tiempo de entrenamiento que se contó para la competencia.
El campeonato es el broche de oro que busca Castro en su temporada, después de ganar el título latinoamericano de MX1 y dos cetros en Guatemala (MX1 y MX2) con lo que haría cuatro de cuatro en torneos disputados, pero sin duda el título criollo, como lo reconoció, es su principal objetivo.

Sergio Alvarado
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios