Caso McDonald's genera preocupación entre proveedores
En Hong Kong, la división local de McDonald's interrumpió la venta de productos como los nuggets de pollo y los filetes de pollo elaborados por el proveedor.
Enviar

Caso McDonald's genera preocupación entre proveedores

China sufre un nuevo escándalo por la seguridad de sus alimentos y esta vez los proveedores extranjeros están bajo el microscopio.
Desde hace cinco días, los clientes de los restaurantes de Shanghái a Tokio tiemblan ante las revelaciones de que las hamburguesas, los nuggets de pollo y otros productos que compraron en algunas de las cadenas de comidas más conocidas del mundo -entre las que se cuentan McDonald's Corp. y KFC y Pizza Hut de Yum! Brands Inc.- estaban elaborados con carne vencida.


La carne provenía de una división china de OSI Group Inc., procesadora mundial de alimentos con sede central en Aurora, Illinois. La división, Shanghai Husi Food Co., apareció en un informe de la televisión local el 20 de julio donde se veía a los trabajadores reempacando carne vieja y cambiando la fecha de vencimiento antes de enviarla a los minoristas. La policía municipal detuvo a cinco personas durante una investigación sobre el proveedor.
Si bien estos problemas estallan cada varios meses en China desde que una leche contaminada mató a seis bebés y enfermó a 300.000 hace seis años, esos casos se limitaban a los proveedores locales. Las recientes quejas que involucran a una empresa de propiedad extranjera que les vende a los minoristas de Japón, Estados Unidos y otros países indican que los problemas de la cadena de alimentos de China son más profundos de lo que se pensaba.
“No creo que en China haya algún alimento que sea seguro”, dijo Yang Xue, de 30 años, oficinista de Shanghái. “Aun cuando uno elija otros, se repite el mismo problema. El gobierno debería asumir la responsabilidad por su falta de control”.
El informe del canal estatal Dragon TV mostraba un video encubierto de empleados de la planta de Shanghai Husi tomando carne de pollo y de res vencida y colocándole la fecha de caducidad de otro año. Luego de que esto saliera al aire, Starbucks Corp., Burger King Worldwide Inc. y los locales de 7-Eleven dejaron de vender productos de esa compañía. El gobierno de Japón también suspendió las importaciones de Shanghai Husi luego de que FamilyMart Co. retirara los productos de la procesadora de sus locales japoneses.
Yum y Starbucks dijeron esta semana que habían puesto fin a su relación con OSI, que elabora productos que abarcan desde tocino a grisines en más de cincuenta plantas de procesamiento de todo el mundo, incluidas diez en China. McDonald's dijo que seguirá utilizando alimentos producidos en otras instalaciones de OSI.
En Hong Kong, la división local de McDonald's interrumpió la venta de productos como los nuggets de pollo y los filetes de pollo elaborados por el proveedor, informó la compañía en su sitio web. En Japón, FamilyMart hoy prometió pagar un reembolso a los clientes que habían comprado pollo elaborado por Shanghai Husi, anunció la empresa en un comunicado.
El presidente de OSI, Sheldon Lavin, se disculpó con los clientes chinos en una declaración publicada ayer en su sitio web, agregando que la compañía había enviado a su mejor equipo de expertos mundiales a trabajar con el personal local en el tema. “Lo que ocurrió en Husi Shanghai es totalmente inaceptable”, dijo Lavin. “Asumiremos la responsabilidad por estos errores y nos aseguraremos de que no vuelvan a ocurrir”.

Bloomberg


Ver comentarios