Enviar
Casillas paró todo

El capitán del Real Madrid, Iker Casillas, definió el duelo contra el Bayern Múnich, en el amistoso en homenaje al “Kaiser” bávaro, Franz Beckenbauer, que se saldó a favor de los madridistas en la ronda de penales (2-4).
Casillas paró dos penas máximas en la tanda que decidió el duelo, a Hamit Altintop y a Edson Braafheid, tras un encuentro que se había caracterizado por la presión bávara, sin éxito, ante la portería madridista.
Ya el primer tiempo fue un recital de Iker Casillas. A los siete minutos el Bayern rozó el gol, tras un penal de Sergio Ramos a Frank Ribéry, pero el guardameta madrileño paró por partida doble, primero el tiro desde los once metros de Badstuber y luego su intento de remate tras el rechace.
Siguió Casillas parando a Ribéry, en el minuto 14, mientras poco después Marcelo dio casi el primer disgusto serio a los bávaros.
Pranjic lo intentó desde fuera del aérea, pero se estrelló en Casillas, y luego a Klose se le fue fuera uno de sus cabezazos.
El Bayern no daba tregua, Casillas tampoco. Primero con otro paradón a Ribéry, luego interceptando un remate de Klose.
El segundo tiempo generó una ronda de cambios en ambos bandos, José Mourinho y Louis van Gaal probaron a todos sus jugadores, y aunque los alemanes siguieron intentando romper la meta de Casillas, el juego terminó empatado 0-0, para definir en los penales al ganador. Ahí la figura de Casillas creció más al detener los lanzamientos de Altintop y Braafheid para darle el triunfo al Madrid.

Berlín / EFE

Ver comentarios