Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Cary Grant, 25 años sin el galán irresistible

Redacción La República [email protected] | Miércoles 30 noviembre, 2011



Cary Grant, 25 años sin el galán irresistible

Cary Grant introdujo en Hollywood un nuevo concepto de hombre ambiguo, irónico y elegante que, desde las tramas de Hitchcock a las mejores comedias, mantuvo el encanto hasta su muerte, acaecida hace 25 años.
El mismo decía que mató a Archie Leach, nombre con el que nació en Bristol en 1904 en un barrio de clase baja, cuando se reinventó en 1931 como un galán.
Apadrinado en sus primeros años por mujeres de carácter como Marlene Dietrich, pronto se emancipó de las faldas.
Se casó cinco veces, sin embargo, más que explícitas son sus fotos compartiendo chalet con otro guapo, Randolph Scott, hasta que el estudio cortó por lo sano porque los rumores sobre su homosexualidad corrieron como la pólvora.
También se hablaba de su adicción al LSD o de sus trabajos como espía para los ingleses durante la Segunda Guerra Mundial.
Pero, hiciera lo que hiciera de puertas para dentro, protagonizó clásicos en todo tipo de géneros: las aventuras de “Gunga Din”, el suspense en cuatro filmes de Hitchcock o el drama en las dos únicas interpretaciones que le acercaron al Oscar: “None But the Lonely Heart” y “Penny Serenade”.
Pero su terreno más fértil fue la comedia, con títulos legendarios como “The Awful Truth” o “Arsenic and Old Lace”.
“Todo el mundo me dice que he debido tener una vida apasionante, pero a veces pienso que solo ha consistido en problemas de estómago y en interpretarme a mí mismo”, diría a modo de epitafio. El 29 de noviembre de 1986 una hemorragia terminó con su vida.

Madrid / EFE